El abogado de Bernardo Montoya dice que su declaración cambiará el rumbo del caso

El presunto autor de la muerte de la joven zamorana Laura Luelmo mantiene su última versión

por Europa Press /


El presunto autor de la muerte de la joven zamorana Laura Luelmo en El Campillo (Huelva) el pasado mes de diciembre, Bernardo Montoya, declara este jueves para aportar "nuevos elementos de prueba" que su abogado, Miguel Rivera, ha manifestado que confía en que "cambien el rumbo" de la investigación. A pesar de que Montoya admitió la autoría del crimen en primera instancia en declaraciones a la Guardia Civil, el pasado mes de febrero dio la vuelta a su versión para inculpar a una expareja suya llamada Josefa que, según él, movida por los celos, habría acabado con la vida de la joven profesora.

Bernardo Montoya Europa Press

Bernardo Montoya, principal sospechoso del crimen, ha ofrecido versiones contradictorias (Europa Press)

En declaraciones a los periodistas antes de comenzar la comparecencia de Montoya por videoconferencia, el letrado ha manifestado que su defendido va a declarar acerca de un martillo presuntamente utilizado en el crimen sobre el que Montoya ha hecho mención y que "él sabe dónde debe estar". El acusado ha insistido en que estuvo con su exnovia en una gasolinera el día de los hechos, de la que debería existir una grabación. Igualmente, el abogado ha explicado que quiere pedir a la jueza un nuevo elemento de prueba que se refiere a la intimidad de su defendido, por lo que hasta que no tenga consentimiento expreso del mismo, no puede hacerlo público.

RELACIONADO: Toda la información sobre el terrible crimen de Laura Luelmo que conmocionó a la sociedad española

Entre las novedades que supuestamente va a aportar incluirá también datos de algunos lugares de la vivienda del acusado donde estuvo su excompañera el día del crimen, así como detalles de cuándo estuvo con la misma y los momentos previos de conocer a Laura Luelmo que, según ha detallado, no había relatado con anterioridad, para recabar "elementos probatorios". También, asegura, habría huellas suyas en un coche. 

Laura Luelmo

La joven profesora Laura Luelmo falleció el pasado mes de diciembre (Facebook). 

El letrado de Bernardo Montoya se ha mostrado confiado en que la declaración de su defendido va a sorprender, ya que va a contar datos que él mismo ignora. Acerca de las consecuencias que puede tener esta nueva declaración para la expareja de Montoya, Rivera ha señalado que su trabajo no es perjudicarla ni promover su detención, sino buscar "el beneficio de mi defendido". Cuestionado sobre la veracidad de los datos que presumiblemente ha aportado el acusado, el letrado ha subrayado que cada vez confía más en la última versión de Montoya, por el peso de las pruebas que presumiblemente ha presentado.

RELACIONADO: Estos son los motivos por los que el asesino confeso de Laura Luelmo cambió su versión

Una vez aportados los supuestos elementos de prueba y tras la declaración, será la titular del Juzgado la que decida qué hacer al respecto, y si los va a investigar o no. Los hechos sucedieron el pasado mes de diciembre, cuando la joven profesora natural de Zamora Laura Luelmo desapareció en El Campillo (Huelva), donde residía tras ocupar una plaza de profesora en un instituto de Nerva. Tras su desaparición el día 12, su cuerpo sin vida se encontró el día 17 con signos de violencia en un paraje de los alrededores de la localidad. Un día después, Bernardo Montoya fue detenido como principal sospechoso. Los resultados definitivos de la autopsia revelaron que la joven había fallecido como máximo a las ocho horas de haber sido golpeada en la cabeza. 

RELACIONADO: La familia de Laura Luelmo ya había alertado de que ella se sentía observada por Bernardo Montoya

Los encargados de la investigación sostienen que Bernardo Montoya llevó a Laura a su casa, donde la golpeó, y luego trasladó su cuerpo al monte en el maletero de su coche envuelto en una manta y allí la abandonó tras haber abusado sexualmente de ella. El cuerpo sin vida de la joven fue entregado a su familia tras practicarle la autopsia y fue incinerado en la intimidad a finales de diciembre.