Blue Jeans publica 'El puzle de cristal', su nueva novela: 'Me lo he pasado muy bien escribiendo'

Entrevistamos a Blue Jeans, autor de éxito arrollador entre el público juvenil, que acaba de publicar ‘El puzle de cristal’, la segunda entrega de su trilogía 'La chica invisible'

por Elena Villegas /


Francisco de Paula Fernández, más conocido como Blue Jeans, uno de los autores más leídos y admirados por el público juvenil por su capacidad de conectar con los temas que más preocupan a estos lectores. Acaba de publicar su último libro, 'El puzle de cristal' (Editorial Planeta), la segunda parte de la trilogía 'La chica invisible', con la que cambió de género después de una década escribiendo sobre amor y amistad y con la que consiguió, como con las anteriores, un éxito arrollador. A quien le guste el misterio encontrará, en 'El puzle de cristal', "una lectura entretenida y que le hará ponerse en el papel de un detective".

Blue Jeans

Blue Jeans es uno de los autores de mayor éxito entre el público juvenil (Imagen cedida por Planeta)

Con 'La chica invisible', el primer libro de la trilogía a la que pertenece 'El puzle de cristal', cambiaste de género literario y te estrenaste en el thriller... ¿por qué el cambio?

Fue una necesidad. Venía escribiendo libros con una temática parecida -sobre los problemas de los jóvenes, el amor, la amistad...- y necesitaba salir de esa zona de confort. Hablé con la editorial y, mezclando lo que a mí me gustaría, que era una novela de misterio, con lo que venía escribiendo, que era el universo de los jóvenes, daba lugar a 'La chica invisible', con la que me he sentido a gusto escribiendo.

El resultado fue otro éxito rotundo de ventas, lo que también te consolida a ti como autor...

El cambio ha sido bueno. Nos está yendo bien [en lo que a ventas se refiere], pero a mí lo que me importaba era la opinión del lector. Si ese lector que venía acompañándome desde 'Canciones para Paula' [su primera novela] iba a seguir ahí con este cambio, si le iba a gustar, si iba a aceptar la nueva historia y la verdad es que la respuesta ha sido muy positiva. Estoy muy contento porque no solo han seguido los lectores de antes, sino que también se han incorporado muchos lectores nuevos. Está siendo una etapa muy bonita y muy gratificante.

¿Te sientes más cómodo escribiendo un thriller que una novela romántica o 'de amistad' como las has descrito en alguna otra entrevista?

Me he sentido muy bien escribiendo estos libros. Ya me divertía con los anteriores -sobre todo con 'Algo tan sencillo'-, pero con 'La chica invisible' y con 'El puzle de cristal' me lo he pasado muy bien. He cambiado algunas cosas respecto al proceso: he incorporado una pizarra, los personajes están más definidos, está todo más estructurado y sé cómo va a acabar la novela, mientras que con las anteriores no lo sabía hasta cuatro o cinco días antes de terminar. Es una nueva manera de trabajar, pero con la que me he sentido muy bien. 

El puzle de cristal

'El puzle de cristal' es un thriller juvenil y la segunda entrega de la trilogía 'La chica invisible' (Imagen cedida por Planeta)

Esa pizarra de la que hablas, ¿es como la que utilizan los detectives en las películas?

Sí, es algo así. Hay líneas temporales en las que vas poniendo casi minuto a minuto cómo se produce el crimen, en las que vas relacionando personajes con la víctima, tengo incluso imanes de colores para ver la intensidad de lo sospechoso que puede parecer un personaje dentro del libro… Sí, es una pizarra que me ha venido muy bien porque necesitaba una visión más general de la historia, no solo delante de mi ordenador -como había hecho hasta ahora, que me iba dejando llevar por lo que iba sintiendo en ese momento-. Aquí necesitaba esa visión más periférica, más estructural y la verdad es que me he sentido cómodo también con esta forma de meterme en la historia.

Has comentado que 'El puzle de cristal' es la novela a la que más te ha costado enfrentarte, ¿por qué?

Es la novela más compleja porque tenía que rescatar lo que había dejado en el final del primer libro de 'La chica invisible', tenía que tratar nuevos temas y se me juntaron tres historias que luego había que unir en una. Uno de los temas principales de la novela -uno del que no se puede hablar porque es la resolución del caso- era bastante complejo. Han sido ocho meses de escritura tensos, pero estoy satisfecho con el resultado final. Cuando algo te cuesta más, cuando llegas a la solución, lo valoras más.

¿Qué le dirías a alguien que no haya leído nunca una obra tuya para que se anime con 'El puzle de cristal'?

Soy muy malo vendiéndome. De hecho, no considero que yo deba vender mi libro; simplemente decir que son libros muy actuales, muy frescos, muy fáciles de leer, en los que los personajes son jóvenes del siglo XXI. A quien le guste el crimen, los asesinatos, el misterio… puede encontrar una lectura entretenida y que le haga ponerse en el papel de un detective e investigar en los casos que ocurren.

Francisco de Paula Fernández

Blue Jeans es el pseudónimo de Francisco de Paula Fernández (Imagen cedida por Planeta)

Consigues mostrar la evolución psicológica de tus personajes, algo nada fácil cuando éstos son adolescentes. ¿Cómo lo haces?

Los personajes van evolucionando a lo largo del proceso. Al inicio de escribir el libro tengo claras algunas cosas, pero es el propio personaje el que me va guiando, el que se va definiendo e incluso, en la segunda parte los personajes no son iguales a los personajes de la primera. No me propongo metas ni tengo nada cerrado acerca del personaje, sino que va creciendo a lo largo del proceso de escribir.

Eres uno de los autores que más contacto tiene con sus lectores a través de las redes sociales, ¿qué papel tienen en tu trabajo diario?

Las redes sociales son importantes desde el primer minuto. Blue Jeans nace en las redes sociales, en un fotolog y, desde entonces, me han acompañado en estos diez u once años. Con las redes sociales puedo responder a todo lo que me preguntan los lectores, me permiten anunciar firmas, preguntarle a los chicos qué les ha parecido el libro… es un 'feedback' constante, que yo necesito y que, a la vez, creo que a ellos les viene bien porque tienen al autor al alcance de un tuit, de un comentario en Instagram o de un vídeo de Youtube. Es una gran herramienta para ellos vean que los escritores somos de carne y hueso.

¿Qué se siente al ver que traducen tu trabajo a idiomas tan diferentes como el chino?

Es algo curioso que, por ejemplo, los chinos o los italianos se hayan interesado y vayan a traducir el libro. Son extras que aportan alegría. Tengo ganas de ver cómo ha quedado el libro en chino. No sé si lo podré leer, pero tengo curiosidad por ver la cubierta. He estado en Italia de promoción y es una experiencia nueva el hablar de tu libro en un idioma que no es el tuyo y ojalá tenga muchas más traducciones.

¿Has empezado ya con el siguiente libro?

Sí, fue terminar el segundo, corregirlo y ponerme con el tercero, pero voy poquito a poco. Me estoy mudando de casa y ya sabes lo que una mudanza significa, que deja poco tiempo para lo demás. También he estado de promoción en Italia, en Latinoamérica y ahora ha salido 'El puzle de cristal'. Son muchas firmas las que me esperan, muchas entrevistas, así que me lo tengo que tomar con tranquilidad, aunque ya tengo algún capítulo escrito y algunas ideas.