Nuevo varapalo judicial para Juana Rivas: conceden la custodia exclusiva de sus hijos al padre

Ella podrá visitarlos en fines de semana alternos y tendrá que pasarles una pensión

por Tu otro diario /


Nuevo varapalo para Juana Rivas en los tribunales. Después de que el pasado 14 de marzo la Audiencia de Granada le confirmase la condena a cinco años de cárcel por sustracción de sus dos hijos en el verano de 2017, ahora un tribunal italiano le ha concedido la custodia exclusiva a su expareja y padre de los niños, Francesco Arcuri. Fija una pensión de 300 euros al mes, que tendrá que pasar Juana a los niños, y establece un régimen de visitas por el que podrá tenerlos con ella un fin de semana de cada dos si fija su residencia en Italia o uno de cada cinco si vive en España.

Juana Rivas

Juana Rivas, el día de la vista sobre la custodia en la localidad italiana de Cagliari (Gtresonline).

El juez que llevaba el caso civil en primera instancia en el Tribunal de Cagliari, en la isla de Cerdeña, ha decidido que la custodia de los menores sea para Arcuri. Los niños viven con el padre desde agosto del 2017 en el municipio italiano de Carloforte, en la isla de San Pietro, en el sur de Cerdeña. "Estamos satisfechos con la sentencia aunque no completamente, porque pedíamos que se prohibiera la salida de los niños de Italia, dado lo ocurrido en el pasado, y en cambio el juez ha concedido a Juana Rivas que pueda viajar con ellos a España si ofrece las garantías adecuadas", dijo en declaraciones a EFE el abogado de Arcuri, Serlapo Bardi.

RELACIONADO: Confirmaron la condena de cinco años de prisión el 14 de marzo

Por su parte, la abogada de Juana Rivas en Italia, María Eugenia Álvarez, avanzó que apelarán el fallo, aunque se mostró satisfecha porque la Justicia italiana "no le ha quitado la patria potestad" a su cliente. "Le han dado la guardia y custodia al padre, que es normal, pero se la han dado de forma muy controlada por los servicios sociales", dijo la letrada. "Además, a Juana le han dado el derecho a llevarse a los niños cada dos meses a España, por Navidades, Semana Santa y verano. Es un derecho de visita muy amplio y nadie ha puesto en duda la maternidad de Juana y su capacidad como madre", añadió.

RELACIONADO: Juana Rivas seguirá luchando por estar con sus hijos

No obstante, matizó "esto no se acaba aquí", pues recurrirán la decisión. El proceso judicial italiano comenzó en noviembre de 2017 y quedó visto para sentencia el pasado 21 de febrero. Entonces, la abogada de Juana criticó que el informe pericial del tribunal consideraba que los niños de Rivas y Arcuri, de doce y cuatro años, padecen el llamado Síndrome de Alienación Parental (SAP). Ese síndrome, que el Consejo General del Poder Judicial de España ya ha advertido en diversas ocasiones que carece de base científica, supuestamente se produce cuando uno de los progenitores manipula a su hijo para que sienta aversión por el otro.

Juana Rivas con sus hijos

Juana Rivas junto a sus hijos en una imagen anterior a su desaparición con ellos en verano de 2017 (EFE).

Según el documento del perito del tribunal italiano, esto es lo que habría hecho la española con sus hijos, en detrimento de Arcuri. El pasado 14 de marzo la Audiencia de Granada confirmó la condena contra Juana Rivas a cinco años de prisión por dos delitos de sustracción de menores, impuesta por el Juzgado de lo Penal 1, después de que permaneciera en paradero desconocido en el verano de 2017 junto a sus dos hijos para no entregárselos al padre.

RELACIONADO: Más noticias sobre el caso de esta madre granadina

Además de a los cinco años de cárcel, Juana Rivas fue condenada a seis años de inhabilitación para la patria potestad de sus dos hijos y el fallo confirmado por la Audiencia la obligaba también a pagar las costas procesales, incluidas las de la acusación, y a indemnizar a Arcuri, condenado en 2009 por maltrato y al que ella volvió a denunciar en 2016.