Ya se sabe la pena que pedirá la Fiscalía para el asesino confeso de Diana Quer

La Fiscalía ha hecho público el escrito de acusación contra José Enrique Abuín Gey, alias 'El Chicle'

por Agencias /


José Enrique Abuín Gey, alias 'El Chicle', autor confeso del crimen de la joven Diana Quer, se enfrenta a la prisión permanente revisable, que es la pena que pide para él la Fiscalía por el delito de asesinato, según consta en el escrito de acusación remitido a la prensa. Además, solicita una indemnización a sus padres, Juan Carlos Quer y Diana López Pinel, de 254.000 euros y otra de 36.000 a su hermana, Valeria, que era menor de edad cuando se produjo el trágico suceso.

José Enrique Abuín Gey

José Enrique Abuín Gey, el autor confeso de la muerte de Diana Quer, durante una carrera (Facebook).


También reclama una pena de 20 años de prisión e inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena por el delito de detención ilegal, así como 12 años de prisión e inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena por el delito de agresión sexual. Igualmente, el Ministerio Público estima que procede imponer la medida de libertad vigilada por tiempo de cinco años.

RELACIONADO: Los padres de Diana también piden la prisión permanente revisable para Abuín Gey

La joven salió el 22 de agosto de 2016 a una fiesta en A Pobra do Caramiñal (A Coruña), donde veraneaba con su madre y su hermana Valeria, y nunca regresó. Su cadáver se encontró en el pozo de una nave abandonada del municipio cercano de Rianxo el 31 de diciembre de 2017, dos días después del arresto del presunto culpable de su muerte violenta, José Enrique Abuín Gey.

AGRESIÓN EN BOIRO

Este escrito de acusación de Fiscalía en el caso Diana Quer se conoce el mismo día en el que ha trascendido que el Juzgado de Instrucción número 2 de Ribeira (A Coruña) ha acordado la apertura de juicio oral contra 'El Chicle' por otro de sus casos pendientes, el intento de rapto y de agresión sexual a una joven de Boiro (A Coruña). El caso, ocurrido el día de Navidad de 2017, precipitó la resolución de la desaparición de Diana Quer, cuyo cadáver fue localizado días después de que Abuín Gey fuese detenido por este caso y, dado que era sospechoso del crimen de la joven madrileña, acabase confesando su implicación en la muerte.

En el procedimiento por el que ahora se abre juicio oral, Abuín Gey está acusado de un delito de detención ilegal o, alternativamente, un delito consumado de coacciones, así como un intento de agresión sexual, un robo con violencia e intimidación en grado de tentativa, un delito de amenazas y otro de lesiones. La Fiscalía solicita que sea condenado a 15 años y diez meses de cárcel y al abono de una indemnización de 15.750 euros, o alternativamente, doce años y diez meses.

José Enrique Abuín Gey

Abuín Gey asiste a la reconstrucción de la desaparición y muerte de la joven madrileña (EFE).


Al igual que en el caso de Diana Quer, la Fiscalía estima, según la narración de la víctima, que 'El Chicle' la vio desde su vehículo mientras caminaba por la calle Bao de Boiro sobre las 22,25 horas del 25 de diciembre de 2017 y la abordó en un lugar donde "la iluminación era muy escasa" y "no había viandantes", aprovechando que ella se encontraba absorta manteniendo una conversación por Whatsapp.

RELACIONADO: Más noticias sobre este caso que conmocionó a la sociedad española

Tras "abalanzarse" sobre ella, y con la intención de "agredirla sexualmente", 'El Chicle' la agarró por el cuello y la amenazó con un objeto punzante, pidiéndole que le entregara el móvil. Al ver que llegaba un vehículo, el procesado trató de "despistar" a la víctima diciéndole que "todo había sido una broma" para, acto seguido, intentar meterla en el maletero de su vehículo a la fuerza.

El forcejeo y los gritos de la joven, que logró salir del maletero donde Abuín Gey la había metido, alertaron a dos viandantes, que acudieron en su auxilio, lo que precipitó la huida de 'El Chicle'. La identificación por parte de la víctima y el hecho de que Enrique Abuín figurase como principal sospechoso también en el caso de Diana Quer precipitó su detención y, posteriormente, la localización del cuerpo de la joven desaparecida tras más de 500 días de búsqueda.