El extraño caso de dos gemelos semiidénticos que trae a los científicos de cabeza

Solo se conoce un único caso similar en toda la historia, pero el de estos pequeños llama más aún la atención porque, según los patrones científicos, lo normal hubiera sido que no sobrevivieran

por Tu otro diario /


Una joven de 28 años de la ciudad australiana de Brisbane es la madre de dos pequeños que han traído de cabeza a médicos y científicos. Se quedó embarazada de manera natural y ya le avisaron de que algo extraño ocurría con sus bebés durante la gestación. En una primera ecografía, a las seis semanas, los doctores observaron evidencias de que se trataba de gemelos idénticos porque la mujer tenía una única placenta y dos sacos amnióticos. Hasta ahí, todo normal. Lo que extrañó al equipo que seguía su embarazo fue el descubrimiento que hicieron en la siguiente ecografía.

Gemelos semiidénticos)

El caso de los gemelos semiidénticos de Australia es el segundo registrado en la Historia (GTresonline)

En la semana 14 de gestación comprobaron que lo que la joven estaba esperando era un niño y una niña, algo imposible en gemelos idénticos, que siempre tienen el mismo sexo. Se documentaron y buscaron casos similares, pero solo pudieron hallar uno del año 2007 en Estados Unidos. En aquella ocasión no averiguaron que se trataba de gemelos semiidénticos hasta que su madre no dio a luz, cuando comprobaron que uno de los bebés tenía genitales ambiguos.

RELACIONADO: Las mellizas que son una blanca y otra negra, un caso entre un millón que desafía la genética

La rareza de este tipo de gemelos se origina en el momento mismo de la implantación del espermatozoide en el óvulo. Mientras los gemelos idénticos surgen de un óvulo fertilizado por un solo espermatozoide y que se divide en dos, los mellizos lo hacen a partir de dos óvulos diferentes fecundados por un espermatozoide distinto cada uno de ellos. 

En el caso de los gemelos semiidénticos, "es probable que el óvulo de la madre haya sido fertilizado simultáneamente por dos de los espermatozoides del padre antes de dividirse", según asegura el médico que dirigía el equipo que atendió el de esta familia australiana, Nicholas Frisk, en unas declaraciones recogidas por 'La Vanguardia'. Ni siquiera, por tanto, tienen seguro que sea eso lo que sucede.

RELACIONADO: La tierna historia de Nima y Dawa, las siamesas separadas en Australia que se niegan a alejarse la una de la otra

Si hay algo que llama aún más la atención a los científicos es que estos gemelos han desafiado ciertas leyes de la naturaleza y han logrado sobrevivir. Un óvulo fecundado por dos espermatozoides daría lugar a tres conjuntos de cromosomas -uno de la madre y dos del padre-, lo cual “acostumbra a ser incompatible con la vida y los embriones no suelen sobrevivir”, explica el doctor Michael Gabbet, según recoge el mismo periódico anteriormente citado.

La manera en la que los gemelos Brisbane habrían logrado esquivar ese principio es gracias a un extraño comportamiento del óvulo, que habría dividido el juego de tres cromosomas en partes iguales, que se repartirían después en dos. Esto explicaría también que compartan un 100 por cien de cromosomas de la madre y solo un 77,7 por ciento de los del padre.

Gemelos

Los médicos los habían identificado como gemelos idénticos, pero al comprobar que se trataba de niño y niña, sospecharon que ocurría algo fuera de lo común (GTresonline)

El niño nació en muy buen estado, pero su hermana sí sufrió algunos problemas. Uno de ellos es que tenía una alteración genética llamada disgenesia gonadal, que se caracteriza por una falta de correlación entre el fenotipo sexual femenino y el masculino. A causa de esa alternación, la pequeña no desarrollaría los ovarios en la pubertad y serían sustituidos por tejido cicatrizal fibroso. Los médicos tuvieron que extirpárselos a los tres años de edad para evitar que desarrollara cáncer.

Pese a esta complicación, tanto ella como su hermano, que ahora tienen cuatro años, se encuentran perfectamente y crecen de manera sana y normal.