Operan en Barcelona al bebé más pequeño del mundo en someterse a una ablación cardíaca

Se trata de una niña prematura de 1,310 kg de peso que sufría una taquicardia incesante ya desde el vientre materno

por Tu otro diario /


María sufría una taquicardia incesante ya en el útero materno. Solo se encontraba en la semana 20 de gestación cuando los médicos detectaron algo inusual y avisaron a sus padres, un matrimonio de Zaragoza que ya tenía otro hijo. Los cardiólogos del Hospital Universitario Miguel Servet de la capital aragonesa comprobaron que el corazón del feto latía el doble de lo habitual, nada menos que hasta 300 pulsaciones por minuto, cuando lo normal es que sean 150. La primera medida fue recetar varios fármacos a la medre para reducir la taquicardia de la bebé, pero no lo consiguieron.

Bebé más pequeño del mundo al que se le realiza una ablación cardíaca

La pequeña María, junto a sus padres y su hermano durante una revisión (Europa Press)

Lo que sí lograron fue alargar el embarazo hasta la semana 30, ya que existía el riesgo de que la mujer se hubiera puesto antes de parto, lo cual hubiera complicado aún más una posible solución para la bebé.

RELACIONADO: La increíble fortaleza del pequeño Luke, que ha sobrevivido a dos operaciones de corazón

La pequeña María nació con 1.310 gramos de peso y con el problema en el corazón que ya le habían diagnosticado. También le suministraron fármacos a ella con el objetivo de evitar la intervención en quirófano, si bien tampoco le hicieron el efecto esperado. Finalmente fue trasladada al Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, donde le han realizado una ablación cardíaca.

Se trata de un procedimiento que destruye el tejido eléctrico del corazón responsable del ritmo cardíaco anormal, y requiere una gran precisión al tratarse de un bebé prematuro.

Los doctores Josep Brugada y Georgia Sarquella, de la Unidad de Arritmias, han explicado este martes en rueda de prensa los detalles de la ablación cardíaca, que requirió la introducción de un catéter por la pequeña vena femoral de la niña, de menos de un milímetro, que dirigieron hacia el corazón, de menos de dos centímetros.

RELACIONADO: El insólito caso de Noah, que nació casi sin cerebro y cuyo progreso desafía a la Ciencia

Nunca antes se le había practicado este tipo de intervención cardíaca a un bebé tan pequeño en todo el mundo, por lo que el éxito logrado en el hospital barcelonés es pionero. El Sant Joan de Déu es, además, el único centro de referencia en España designado por el Ministerio de Sanidad para el tratamiento de las arritmias pediátricas y cuenta con tecnología de última generación.

María

Su hermano mayor observa con atención a la pequeña María, que ha superado con éxito la taquicardia incesante con la que nació (EFE)

María fue operada el pasado 4 de enero por un equipo de profesionales integrado por cardiólogos, neonatólogos, anestesiólogos y enfermeras. Un mes y medio después, la tranquilidad ha vuelto a esta familia zaragozana que tenía el alma en vilo. La patología de su bebé por fin ha desaparecido y ya se encuentra perfectamente.