El insólito caso de Noah, que nació casi sin cerebro y cuyo progreso desafía a la Ciencia

Al nacer solamente con un 2 por ciento de la función cerebral, le daban unos pocos días de vida, pero de manera inexplicable para los médicos, el pequeño ya ha generado un 80 por ciento

por Tu otro diario /


La historia de superación de Noah, que ahora tiene 6 años, parece de ciencia ficción. Ya durante su gestación, en las primeras ecografías, los médicos detectaron una grave anomalía en el cerebro. Cuando nació, en Abbeytown (Reino Unido) en 2012, solo tenía un 2 por ciento de función cerebral, por lo que únicamente le daban unos días de vida, pero este pequeño gran luchador ha desafiado a la Ciencia y en solo tres años ya había logrado desarrollar un 80 por ciento de esa función cerebral.

Noah Wall

Noah Wall, que ahora tiene 6 años, ha desafiado a todo pronóstico médico con logros extraordinarios pese a haber nacido solo con un 2 por ciento de función cerebral (Noah Wall Model/Facebook)

El suyo es un caso de supervivencia que experimenta cada día junto con la ayuda incondicional de sus padres, Shelly y Rob, que ya sufrieron una presión extrema durante el embarazo. Algunos médicos les recomendaron la interrupción del mismo, asegurando que el niño nacería con discapacidades muy graves. Ellos, por suerte, tuvieron claro en todo momento que querían dar a su hijo la oportunidad de vivir y… ¡vaya si lo ha hecho!

RELACIONADO: Una bebé que nació con el corazón fuera del pecho logra sobrevivir contra todo pronóstico

En el instante de su nacimiento, dio un "grito asombroso" y entonces "supimos que allí había poder", ha comentado Rob en el programa 'Good morning, Britain', de la televisión británica ITV.

A sus 6 años, Noah puede comunicarse y sabe leer y escribir desde hace un año. Su último reto es aprender a practicar surf y a esquiar ya lo está consiguiendo. Para ello, está recibiendo el apoyo de una clínica de Australia a la que sus padres le han llevado y gracias a la cual sigue mostrando grandes avances. "Es increíble la capacidad del cerebro para curar y corregir el sistema nervioso del cuerpo", ha explicado su madre.

RELACIONADO: La tierna historia de Nima y Dawa, las siamesas separadas en Australia que se niegan a alejarse la una de la otra

Shelly lo dice porque, además de la casi inexistente función cerebral con la que nació, Noah vino al mundo con otros problemas relacionados: tenía hidrocefalia y espina bífida. Con todas las dificultades a las que se han enfrentado desde el primer momento, la orgullosa mamá envía de vez en cuando los asombrosos progresos de su hijo a los médicos que lo trataron los primeros meses de vida. No se pueden creer todo lo que el pequeño ha logrado en tan poco tiempo.

Noah Wall

Noah derrocha el optimismo que sus padres le han transmitido y que tanto le ha ayudado a eliminar barreras (Noah Wall Model/Facebook)

Además de un esfuerzo sobrehumano diario, se ha tenido que someter a numerosas operaciones, pero si hay algo que Noah ha dejado claro es que es un niño extraordinario y ha demostrado a todos que, con dedicación y apoyo, no hay barrera que lo detenga.