El asesino confeso de Laura Luelmo pide cobrar el paro para pagar a su abogado

Bernardo Montoya ha remitido al Servicio Andaluz de Empleo una carta de su puño y letra en la que asegura que su intención es "salir cuanto antes de la cárcel"

por Tu otro diario /


Bernardo Montoya, el autor confeso del crimen de la joven zamorana Laura Luelmo el pasado mes de diciembre en El Campillo (Huelva), ha solicitado al Servicio Andaluz de Empleo (SAE) que se le tramite el cobro de prestación por desempleo para poder pagar a su abogado y "salir cuanto antes de la cárcel". Lo ha hecho en una carta escrita de su puño y letra y en mayúsculas, a cuyo contenido ha tenido acceso Efe, que remitió el pasado 30 de enero a la oficina del SAE de Nerva (Huelva) desde cárcel de Sevilla II, en Morón de la Frontera (Sevilla), en la que pone en conocimiento de dicho servicio su situación actual.

Calle Bernardo Montoya

La calle en la que vivían Laura Luelmo y su asesino confeso, Bernardo Montoya, en El Campillo (EFE).

En la carta, que avanza el periódico Huelva Hoy, relata que el pasado 23 de enero no pudo ir a sellar y, por tanto, seguir cobrando la prestación por desempleo que percibía desde su salida de la cárcel en octubre de 2018, tras 21 años encerrado, conseguida por los trabajos realizados durante su reclusión, por encontrarse en prisión preventiva. De este modo solicita que le suspendan la tarjeta de empleo, solicitud necesaria para cobrar la prestación y se despide con "un cordial saludo" y su firma.

RELACIONADO: Más noticias sobre este cruel asesinato que conmocionó a todo el país

La petición ha sido atendida por el SAE desde donde, tras contar con el certificado pertinente de la cárcel de Morón que atestigua el internamiento de Montoya, se le ha suspendido la tarjeta y se procederá a trasladar el caso al Servicio Público de Empleo Estatal para su análisis y determinar si finalmente puede cobrar o no dicha prestación. Después de haber tenido dos abogados de oficio, finalmente será Miguel Rivera el que se haga cargo de la defensa de Montoya, una vez que ya se ha personado como su abogado en la causa judicial.

Laura Luelmo

Laura Luelmo llevaba solo unos días residiendo en El Campillo (Facebook).

Laura Luelmo llevaba solo unos días viviendo en El Campillo (Huelva) cuando ocurrió el terrible suceso. La joven zamorana de 26 años había llegado a la localidad para trabajar como profesora interina en el instituto del vecino municipio de Nerva. Su familia denunció su desaparición porque no tenían noticias de ella desde la noche del 12 de diciembre de 2018. Se organizaron batidas de búsqueda que rastrearon los alrededores del pueblo y, cinco días después, apareció su cuerpo sin vida. Bernardo Montoya, un expresidiario de 50 años que vivía enfrente de la joven, confesó el crimen tras ser detenido cuando pretendía huir. Actualmente se encuentra en prisión a la espera de juicio.