Estos son los motivos por los que el asesino confeso de Laura Luelmo cambió su versión

Más allá de librarse de la cárcel, Bernardo Montoya tendría otras intenciones al acusar a otra persona del asesinato

por Tu otro diario /


Bernardo Montoya, que en un primer momento habría confesado el asesinato de la joven profesora Laura Luelmo, ha cambiado esta semana su versión y ha acusado a una exnovia suya del crimen. Además de intentar librarse de la pena de cárcel, el motivo de este cambio de versión tendría que ver con una venganza personal hacia su exnovia, Josefa, pero también con volver a obtener el favor de su familia, según explica ABC.

Bernardo Montoya

Bernardo Montoya, conducido por agentes de la Guardia Civil tras su detención (EFE)

Sus familiares le habrían dado la espalda tras reconocerse autor de tan tremendo crimen, pero ahora, con la nueva declaración, han vuelto a apoyarle y tendrían la intención de pagarle un abogado.

RELACIONADO: La dura carta de la familia de Laura Luelmo

Montoya contó, a través de una carta, la nueva versión de los hechos a un funcionario del centro penitenciario donde cumple prisión preventiva por el asesinato de la joven. En la misiva, aseguraba que Josefa, movida por los celos, "le propinó a Laura un golpe en la cabeza" con un martillo que él guardaba en su caja de herramientas. En este nuevo relato, él y su exnovia habrían metido a la profesora zomorana en el maletero del coche para llevarla al lugar donde hallarían posteriormente su cuerpo.

Laura Luelmo

Laura Luelmo, la joven asesinada el pasado mes de diciembre en El Campillo, en Huelva (Facebook)

Sin embargo, los datos de la autopsia y la información aportada por los testigos contradirían el contenido de la carta, según ABC, ya que los golpes recibidos por Laura casarían más con la anterior versión, al igual que el testimonio de los vecinos, que aseguran que lo vieron solo el día que desapareció Laura y huyendo de la Guardia Civil.