El desgarrador relato de la madre de Julen: 'Dejé de escucharlo llorar y empecé a gritar, desesperada'

La madre de Julen, Vicky, se había apartado un momento de la comida familiar para hacer una llamada a su trabajo

por Tu otro diario /


Una de la claves de la investigación sobre la muerte del pequeño Julen es el testimonio de todos los presentes en el momento del trágico accidente. Esta mañana La Sexta adelantaba el contenido de la declaración sobre lo sucedido de Vicky, la madre del niño, ante la Guardia Civil, que ya ha trasladado sus informes al juzgado que investiga la causa. "Ni siquiera vi lo que pasó. Estaba llamando a mi trabajo cuando oí los gritos y vi que todos se iban al pozo", cuenta. 

Padres de Julen Emocionados

José y Vicky, los padres de Julen, durante una vigilia por el pequeño (Getty Images)

"A las 13.48 horas, me encontré mal y me fui de la mesa a un sitio donde había unos sacos de arena para hacer una llamada de teléfono a mi encargado del McDonald’s del centro comercial de Rincón de la Victoria y decirle que no iba a trabajar. Julen se quedó al cuidado de mi pareja", comienza su promenorizado relato. En un momento dado empezó a escuchar chillidos y vio cómo todos se dirigían al pozo. "Al asomarme a la boca del pozo escuché a mi hijo llorar y vi cómo me pareja quitaba de los bordes piedras y arena para que no cayeran dentro. Dejé de escucharlo llorar y empecé a gritar, desesperada". 

RELACIONADO: Toda la información sobre el trágico accidente y la operación de rescate

También ha trascendido la declaración del padre, quien contó que pudo verlo todo. Según manifestó a los agentes, estaba echando unas ramas al fuego cuando su hijo echó a correr. "Escuché a mi hijo llorar dentro del pozo, por lo que quité todas las piedras y broza que había alrededor del pozo y llamé a mi hijo, al que estuve escuchando llorar 30 segundos, mientras le hablaba para tranquilizarle".

RELACIONADO: La declaración del dueño de la finca en la que falleció Julen contradice la versión del pocero

Por su parte, el dueño de la finca contradice con su versión lo que ha declarado siempre el pocero que horadó la montaña. Este profesional asegura que tapó la boca del pozo con una gran piedra de 15 kilos, pero tanto el dueño de la finca asegura que no estaba sellada y que fue él quien lo tapó con dos grandes ladrillos de hormigón

Totalán EFE

Aspecto on el que ha quedado la finca de Totalán tras la operación de rescate (EFE)

La muerte del pequeño Julen está a cargo del juzgado de Instrucción número 9 de Málaga y será investigada como un homicidio imprudente. Al menos ésta es la hipótesis principal de los investigadores, que ya han entregado sus informes. Según los resultados prelimenares de la autopsia el niño falleció el mismo día de su caída como consecuencia de las heridas sufridas.