Los padres de Julen viven las últimas horas del rescate en una casa que les han prestado en Totalán, un pueblo volcado

Una vecina ofreció la vivienda para que los padres, que no querían separarse del pozo, puedan descansar

por Tu otro diario /


El pasado viernes, los encargados del operativo de búsqueda del pequeño Julen recomendaron a sus padres abandonar la zona del pozo en el Cerro de la Corona de Totalán. José y Victoria no querían apartarse del orificio por el que cayó su hijo el 13 de enero, pero tuvieron que plegarse a las órdenes de los especialistas que trabajan día y noche para devolverles al niño. Durante las seis primeras noches, los padres de Julen durmieron en el monte, en su coche. Pero desde el pasado viernes se alojan en una casa que les ha cedido una vecina de Totalán (Málaga). 

Padre Julen Totalán

El padre de Julen, en la casa que les han prestado en Totalán (Gtresonline).

En esa casa, los padres viven la angustiosa espera y ahora encaran las últimas horas del rescate, arropados por su familia y siempre asistidos por psicólogos. Reciben visitas de amigos que se acercan a darles un abrazo. Los vecinos les llevan comida. La solidaridad del pueblo es enorme. Todos quieren que no se sientan solos, que noten que están con ellos. Como el pasado miércoles, cuando tuvo lugar una manifestación, encabezada por niños que portaban dibujos para confortar a José y a Victoria. Se leyó un manifiesto en nombre de todos los lugareños en apoyo a esos padres y en agradecimiento a los equipos de rescate.

RELACIONADO: Todas las noticias sobre este dramático suceso que tiene en vilo a España

Totalán volcado Julen

Vecinos del pueblo cocinando para los equipos de rescate (Gtresonline).

Pero la vecina que ha cedido su casa a los padres del niño no es la única que ha ofrecido solidaridad a los afectados por el tremendo suceso. Todo el pueblo de Totalán se ha volcado tanto con la familia de Julen como con los integrantes de los equipos de rescate que forman parte del operativo. Hay que tener en cuenta que se trata de una pequeña localidad de unos 700 habitantes, a las que en los últimos 9 días se han sumado unas 300 personas que son las que están trabajando en el Cerro de la Corona, un 50 por ciento más que la población habitual del municipio.

RELACIONADO: El bonito gesto de los vecinos de Totalán que emocionó al padre de Julen

Por ello, quienes tienen casas vacías las ceden para que los operarios puedan echarse un rato a descansar y las personas del pueblo cocinan para que tengan algo caliente que llevarse a la boca tras las extenuantes jornadas de trabajo a las que se someten porque, como dijo el ingeniero encargado de los trabajos, Ángel García Vidal, todos están redoblando los esfuerzos "como si Julen fuera el hijo de cada uno de ellos".

RELACIONADO: Recta final para rescatar al pequeño Julen del pozo de Totalán

La fase de perforación del túnel vertical paralelo al pozo donde cayó el niño concluyó a última hora de ayer. Ahora les toca el turno a los mineros de la Brigada de Salvamento Minero de Hunosa, que llegaron a la localidad malagueña procedentes de Asturias en un avión fletado por el Ministerio de Defensa. Ellos se encargarán de cavar la galería horizontal que unirá los dos túneles y que, previsiblemente, les llevará hasta el pequeño, una tarea que han de llevar a cabo a mano para preservar la integridad del menor.