Una semana buscando al pequeño Julen: así se está desarrollando su rescate

Hace siete días el niño caía por un pozo de gran profundidad, y desde entonces más de cien efectivos trabajan para encontrarlo

por Agencias /


Hoy se cumple una semana desde que Julen, el niño de dos años, se cayó por un pozo de unos 110 metros de profundidad en la localidad malagueña de Totolán. Una gran operación de rescate se está llevando a cabo sin precedentes por su enorme complejidad y que ha desencadenado varios imprevistos que han ralentizado las tareas de trabajo. Desde el principio, los medios de comunicación y todo el país han estado y están pendientes de su rescate. 

equipoderescate_efe

Bomberos, guardias civiles y expertos trabajan sin descanso para encontrar al pequeño (EFE).

Aquí una cronología de cómo se han ido desarrollando los hechos:

Domingo, 13 de enero

Julen cae sobre las 14.00 horas al pozo, ubicado en una finca privada de la localidad malagueña de Totalán, donde la familia pasaba un día de campo. El pozo es un orificio de prospección para buscar agua que tiene apenas 25 centímetros de diámetro, lo que implica una especial dificultad para el rescate de los efectivos de emergencia que se desplazan a la zona tras recibir la alerta. Se pone en marcha un operativo de bomberos y cuerpos de la Guardia Civil para intentar rescartar al pequeño que continúa toda la noche.

Lunes, 14 de enero

Introducen una cámara por el pequeño orificio que localiza una bolsa de chucherías del niño y un vaso de plástico en el interior del pozo. Lo que da indicio de que el pequeño Julen ha caído ahí. Los equipos de rescate se topan, a 73 metros de profundidad, con un "tapón" de tierra dura, debajo del cual se supone que estaría Julen, lo que complica el acceso al menor. Pasadas las 20:00 horas, una máquina comienza a extraer por succión tierra del interior del pozo. Ante las dificultades que ofrece el terreno se barajan tres opciones para el rescate: la apertura a cielo abierto, creación de un túnel paralelo al pozo y abrir un túnel lateral.

Martes, 15 de enero

Los equipos de rescate para hallar al niño Julen, que cayó a un pozo en la localidad malagueña de Totalán, han comenzado a abrir un túnel lateral de entre 50 y 80 metros, aprovechando la pendiente de la montaña, para intentar llegar a la zona donde se supone que se encuentra el pequeño. El padre del niño habla por primera vez a la prensa y denuncia que los efectivos están trabajando "sin los medios que necesitan".

emocionpadrejulen_getty

El padre del pequeño Julen, roto de dolor (Getty Images).

 Miércoles, 16 de enero

Los rescatadores hallan restos biológicos del pequeño, que se trarían de un pelo de Julen. Se confirma que las obras para el pozo no tenían permiso de la Junta de Andalucía. El empresario que lo hizo afirma que lo selló y que posteriormente fue modificado. Se habilita una de las plataformas para iniciar el túnel horizontal, y comienzan los trabajos para entubar el pozo donde se supone se encuentra atrapado el pequeño, a unos 80 metros de profundidad.  En un principio, los técnicos estiman que en 24 o 48 horas se podría acceder al punto donde se ha halla el menor.

Jueves, 17 de enero

Los equipos de rescate optan por suspender la construcción de un túnel horizontal por desprendimientos y dureza del terreno. Se opta entonces por la construcción de dos túneles verticales, uno a cada lado del pozo de origen, para después mediante pequeñas galerías horizontales poder acceder al pequeño. El delegado del Colegio de Ingenieros de Minas del Sur en Málaga, Juan López-Escobar, asegura que el rescate podría ser cuestión "de días, no de horas". Las redes sociales se inundan de muestras de cariño a Julen y a su familia.

 Viernes, 18 de enero

Las máquinas que perforan para abrir un túnel vertical paralelo al pozo se topan con un macizo rocoso de pizarra a los 18 metros de profundidad, lo que complica de nuevo los trabajos de rescate. Se incorpora otra maquinaria para disgregar la roca y siguen los movimientos de tierra. El responsable del operativo, el ingeniero de caminos y canales Ángel García, precisa que después del túnel vertical el equipo de rescate minero desplazado desde Asturias deberá hacer a mano una galería horizontal que conecte el túnel con el pozo donde cayó el pequeño.

rescatejulenn_gtres (2)

La perforadora comienza los trabajos del túnel (Gtres Online).

 Sábado, 19 de enero

Sobre las 14.00 horas, y tras culminar los trabajo de desmonte necesario, el operativo comienza a perforar el túnel vertical de 60 metros paralelo al habitáculo en el que se encuentra el niño. Cuando esté concluido, se procederá a la excavación manual de una galería horizontal. Llega a Totalán la cápsula metálica de dos metros de altura diseñada por el Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga para rescatar a Julen. Hacia las 20.00 horas se han perforado algo más de 15 metros del pozo vertical, a un ritmo de 3 metros por hora. Un día después de su toma de posesión como presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno acude a Totalán para transmitir a la familia del pequeño "ánimo y apoyo personal". Los trabajos continúan durante la noche, con la complicación del hallazgo de un bloque de pizarra.

Domingo, 20 de enero

Sobre las 7.00 horas, Los trabajos de perforación logran excavar 33 de los 60 metros del túnel paralelo al pozo donde cayó Julen, a través del cual se introducirá la cápsula metálica que permitirá construir la galería horizontal que enlazará con el lugar donde está Julen.  A medio día, la máquina consigue llegar a los 40 metros del túnel. Llegan a la zona expertos en explosivos de la Guardia Civil por si su ayuda es necesaria cuando se realicen los trabajos de excavación de la galería horizontal.