Los familiares de los niños robados en el coche de su madre en Collado Villalba han vivido momentos de pánico

Los menores, uno de 5 años y otro de 11 meses, han sido abandonados en diferentes puntos de Madrid

por Europa Press /


Todavía con el susto en el cuerpo, la familia de los menores que se encontraban dentro del coche de su madre cuando un individuo lo ha robado, han relatado los momentos de tensión y miedo que han vivido. Según han explicado, el hombre aprovechó un descuido de la mujer para entrar en el vehículo y huir del lugar, Collado Villalba (Madrid), tras golpearla con una de las puertas.

Collado Villalba

Una calle de Collado Villalba, donde esta mañana han robado un coche con dos niños dentro (Europa Press)

Todo ha ocurrido a primera hora de la mañana en la calle Ignacio Serrano cuando la madre llevaba a los niños, de 5 años y 11 meses, en el coche, un Seat León Negro. Paró un minuto el vehículo con las llaves puestas para no apagar la calefacción con el fin de llamar al telefonillo de la abuela para dejar a la bebé y luego llevar al niño, Ryan, al colegio, han detallado fuentes policiales. En ese momento, el individuo se metió en el coche "y empujó a la mujer con la puerta". "Y casi la mata del golpe. Mi hermana fue detrás del coche gritando que tenía a los niños dentro", ha señalado Zahulia, la tía de los niños.

RELACIONADO: Susto en un colegio de Madrid: un ladrón roba un coche con dos niños de 5 años y 11 meses dentro

Sin embargo, el conductor emprendió su camino, dejando al niño mayor y al carrito en un supermercado cercano porque "estaba gritando". A la bebé la dejó tiempo después en Fuenlabrada. Los familiares han señalado que todo ha sido "un susto tremendo". "Nos hemos vuelto locas y la madre no paraba de gritar 'Quiero a mi hija o si no me mato'", han relatado. Creen que se ha tratado de un robo pero no entienden cómo ha podido llevarse el coche con los niños dentro. "Es una persona muy mala. Menos mal que la niña está bien y no le ha pasado nada. Espero que le den una condena que no salga de ahí la cárcel nunca", ha señalado a Europa Press la abuela, a las puertas de su domicilio.

Tras el robo, la madre de los niños acudió a una panadería cercana a pedir ayuda. Angie se encontraba allí junto a otros padres de niños e intentaron calmarla. "Ella nos pedía que llamáramos a su móvil porque lo tenía en el coche. Intentábamos tranquilizarla. Ella solo decía: 'Mis hijos, mis hijos, me da igual el coche", ha señalado. "Estábamos todos con los pelos de punta, no sabíamos que hacer y cómo reaccionar. La mujer estaba desecha. Se nos ha hecho un mundo lo que ha tardado la Policía Municipal. Se tiraba del velo como si se lo arrancara", ha proseguido Angie.

La madre de los niños les ha contado que "todo ha sido muy rápido" y que un hombre de origen español y con una cazadora verde entró en el coche cuando se bajó un momento y se lo llevó.  La Guardia Civil sigue investigando el suceso. No está claro si el hombre pretendía secuestrar a los menores o tan solo sustraer el vehículo y no se dio cuenta de que estaba ocupado.