Fuertes lluvias amenazan con aumentar el desastre el California tras los devastadores incendios

Las precipitaciones podrían ayudar sin embargo a controlar el fuego, que aún permanece activo

por Tu otro diario /


La tragedia parece cebarse este año con California, donde los devastadores incendios han provocado más de 80 muertos y han arrasado con más de 100.000 hectáreas y ahora miran al cielo con inmensa preocupación. Las fuertes tormentas que han comenzado a caer sobre el norte del estado podrían ayudar a controlar el fuego, todavía activo, pero al mismo tiempo dificultan las labores de búsqueda de desaparecidos y, sobre todo, podrían ocasionar riadas y corrimientos de tierra que mantienen atemorizada a parte de la población. 

Lluvia en California

La lluvia amenaza con convertir en barrizales las zonas devastadas por el fuego (Getty Images).

Según 'The New York Times', las precipitaciones, las primeras significativas en el estado en seis meses, comenzaron el miércoles y han servido para limpiar el aire del humo que había obligado a cerrar muchas escuelas en San Francisco. Jim Mackensen, del US Forest Service (el servicio de guardas forestales en EEUU), explicaba las dos caras de la moneda. Por un lado, señaló que el agua podría apaciguar los incendios "hasta el punto que podamos dar por terminadas las operaciónes de lucha contra el fuego bastante rápido". Pero, al mismo tiempo, "hará la búsqueda de restos humanos y la recuperación más difícil porque se va a embarrar todo". Muchos de los restos son además pequeños fragmentos de hueso, que pueden ser arrastrados fácilmente. Las autoridades temen que los más de 500 desaparecidos no puedan ser encontrados o identficados. 

RELACIONADO: El pacto de una madre con un extraño para salvar a su hijo recién nacido de los incendios en California

Asimismo, un portavoz del Servicio Meteorológico Nacional indicó que hay un riesgo real de riadas porque "ya no hay vegetación para sujetar la tierra". Tampoco es una buena noticia para los evacuados, algunos de los cuales siguen malviviendo en tiendas de campaña. "He tenido ratones, arañas, por las noches hace mucho frío... y ahora esta lluvia", dice Amy Sheppard, una mujer de 38 años que perdió todo en el incendio. "He llorado tanto que ya no puedo hacerlo más"

Campamento Evacuados California

Muchos evacuados siguen malviviendo en tiendas de campaña (Cordon Press).

En una desesperada carrera contra el tiempo y antes de que empeore la situación, cientos de personas vagan entre las cenizas de la localidad de Paradise, donde miles de viviendas fueron devoradas por las llamas, en busca de pertenencias y recuerdos.

RELACIONADO: Toda la información sobre los incendios de California

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que visitó la zona quemada el pasado sábado, instó este martes al Congreso a tomar medidas que "mejoren la gestión forestal y ayuden a prevenir incendios", lo que, según el mandatario, "pondría fin a la constante devastación que ocurre en California"