La victoria de Blanca, la joven con síndrome de Down que ha derribado las prohibiciones impuestas por sus vecinos

Su caso, que ha causado un gran revuelo, ha sido denunciado oficialmente por la asociación Down España

por Tu otro diario /


Blanca Rodríguez Salvador es una joven de 16 años que sabe nadar desde los cinco. A braza, estilo mariposa, de espaldas. Y, sin embargo, el socorrista de la finca en la que vive en Boadilla del Monte, en Madrid, le dijo que tenía que salir de la piscina el pasado mes de agosto. Y otra vez este mes de octubre. Blanca tiene síndrome de Down. Y, según explicó el presidente de la comunidad de vecinos a sus atónitos padres, consideraban que no podía estar sola. Que era por su seguridad. La indignación de la familia creció aún más cuando se enteraron de que se iban a aprobar unos estatutos con un artículo en los que no solo se le prohibía utilizar sola la piscina, sino también el ascensor. 

Familia Blanca Rodríguez

Blanca Rodríguez Salvador junto a su familia (Down España). 

"Los niños menores de 10 años y los discapacitados no podrán utilizar el servicio de ascensor ni piscina excepto si van con acompañante mayor de edad; excepto en aquellos casos de personas discapacitadas que, siendo mayores de 10 años, sus padres o tutores manifiesten por escrito que están capacitados para el uso de los mismos sin necesidad de ayuda", señalaba el articulo 12 del documento. 

RELACIONADO: El gran sueño de Olivia, la joven con síndrome de Down que triunfa alrededor del mundo con sus charlas motivacionales

Los padres decidieron denunciar el caso tanto a la asociación Down España como a los medios de comunicación y hoy Blanca ya no ve amenzados sus derechos: ante el revuelo ocasionado el administrador ha retirado los polémicos estatutos. Es más, según Telecinco, el colegio de administradores de fincas no descarta sancionar a la comunidad por discriminar a uno de sus vecinos.

Blanca Rodríguez

Blanca y su familia han logrado que se retira la polémica norma y ya puede montar sola en el ascensor (Captura de pantalla de Telecinco)

"Blanca es muy autónoma, sabe nadar perfectamente y baja sola a la piscina cuando quiere", insiste su padre. "Si nosotros vemos que algo no es seguro para nuestra hija, somos los primeros que no le dejamos que lo haga", añade en 'ABC'. Y es que su familia siempre se ha preocupado de que aprendiera a hacer todas las tareas posibles sin tener que depender de los demás y de que se sintiera segura. De hecho, Blanca tiene una agenda llena de actividades que incluye clases de cocina y de lectura, y empieza a menjarse con el transporte público. 

RELACIONADO: Una niña enseñó a hablar a su hermanito, que tiene síndrome de Down, con una tierna canción

Down España recordó este lunes en un comunicado que la normativa que se pretendía aprobar vulnera los derechos de las personas con discapacidad recogidos en la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, ratificada por el Gobierno de España el 3 de mayo de 2008. Además, el artículo 14 de la Constitución recoge que "los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".

Por su parte, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha anunciado que reclamará a la Comunidad de Madrid la aplicación del régimen de infracciones y sanciones a esta comunidad de propietarios, "por discriminación hacia las personas con discapacidad" y "para que las vulneraciones de derechos no queden impunes".

Se da la circunstancia de que el pasado mes de octubre el Congreso dio ya los últimos pasos para que las personas con discapacidad intelectual puedan participar en las elecciones, mediante una reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral que ahora va a tramitarse en el Senado.