Un hombre gana más de 300 millones de euros en la lotería tras jugar a los mismos números durante 25 años

Es el premio más importante en el estado de Nueva York, en Estados Unidos

por Tu otro diario /


Quien la sigue la consigue. Es la lección que podría extraerse de la historia de Robert Bailey, un jubilado de 67 años que llevaba 25 años jugando a los mismos números y que ha hecho historia en Nueva York al llevarse el mayor premio de la historia del estado: más de 303 millones de euros (343,8 millones de euros). Habitante de Harlem, un barrio humilde, cuando se enteró de la fabulosa noticia no salía de su asombro. 

Lotería

Robert Bailey, el ganador de la lotería en Nueva York, sostiene el cheque del premio (Captura de pantalla de la CBS de Nueva York). 

"Me dije, 'parecen mis números'. Intenté mantenerme en calma y me senté a ver algunos programas que tenía grabados. No dormí en toda la noche", ha contado en una rueda de prensa que recoge la 'CNN'. Bailey ya tiene el cheque en su poder. Y, aunque tras pagar los impuestos su recién adquirida fortuna ha quedado notablemente mermada (le quedan algo más de 110 millones), sigue estando muy feliz y ya piensa en los planes que podrá acometer. En este sentido ya ha adelantado que piensa hacer "lo correcto"

RELACIONADO: Los 1.600 millones de dólares que se sorteaban en la lotería de Estados Unidos... ¡ya tienen ganador!

Bailey, que antes de retirarse trabajaba como funcionario del estado, ha contado que todo comenzó gracias a un familiar que le dio esos números hace ya 25 años años y, desde entonces, se ha mantenido fiel a ellos. De la compra de este último billete se acuerda perfectamente: lo adquirió en un supermercado de Harlem. Solía comprarlos siempre en las mismas tres o cuatro tiendas del barrio, pero aquel día llovía, se metió en el establecimiento para ponerse a resguardo y preguntó por sus números.   

RELACIONADO: ¡Histórico! El 73.073 se convierte en el primer premio que hace doblete en la ONCE y la Lotería Nacional

Un cúmulo de circunstancias, de suerte y de lealtad a sus propias costumbres que le han llevado a convertirse en millonario. Por cierto, que no piensa cambiar: "Continuaré jugando", ha asegurado. ¿Quién sabe si le volverá a tocar? De momento, Gweneth Dean, el director de la Lotería de Navidad, felicitó a Bailey por su histórico premio.