Un azafato sorprende a los pasajeros con un divertido discurso sobre seguridad en el avión

Logró sacar una sonrisa a todos mientras les explicaba qué hacer en caso de accidente, unas indicaciones a las que, normalmente, no se suele hacer demasiado caso

por Tu otro diario /


Muchas personas sienten ansiedad y miedo ante la idea de volar. El ambiente serio que se respira nada más subir al avión aumenta en ocasiones ese temor. Posiblemente para evitar que los pasajeros pasen un mal rato, Daniel Sandberg, el responsable de explicar el protocolo de seguridad en un vuelo que se dirigía hacia la ciudad estadounidense de Colorado Spring desde Orlando, comenzó su discurso con un tono de humor que arrancó las carcajadas de todos, logrando que por unos instantes se olvidaran de cualquier preocupación. 

Azafata

Una de las azafatas del vuelo (Derwainsta/Youtube).

El azafato explicó las normas de seguridad y cómo actuar en caso de accidente mientras dos de sus compañeras, a las que presentó bromeando como su esposa y amante, gesticulaban y enseñaban cómo ponerse el chaleco salvavidas o por dónde salir en caso de emergencia. Al darse cuenta de que iban a presenciar una escena muy poco común, muchos pasajeros sacaron sus móviles para inmortalizar el momento, entre ellos Cindy Kuhn, una mujer de 55 años que explica al 'Daily Mail' que Daniel "debe ser el asistente de vuelo más divertido del mundo".

"Si usted decide bajarse, no podrá volver a subirse, y los paracaídas no están incluidos en el billete", explicaba. Refiriéndose al chaleco y cómo colocárselo añadía "el hermoso bikini también tiene una luz que se activa con el agua, pero no tengo ni idea de cómo funciona. Si lo averiguan no duden en explicármelo", continuaba con humor.

Cambiando de tema y refiriéndose a las mascarillas de oxígeno que se activan cuando la nave de despresuriza, bromea diciendo que si se activan y caen "ignórenlas y agarren al asistente de vuelo más cercano para que les sople algo de aire". "Solo hay oxígeno en las mascarillas para los que pagaron el extra de 49,99 dólares" cuenta, y continúa "asegúrese de fijar su propia máscara antes de asistir a su hijo preferido, o a otros pasajeros, o a su marido, que seguramente estará gritando más fuerte que usted''. También informa sobre la prohibición de fumar en el avión a no ser que "al igual que yo, sea tan calientes que lo enciendan todo a su paso".

RELACIONADO: Viajó en avión 'privado'... ¡por 51 euros!

Entre las risas del resto de azafatas y de los pasajeros, Daniel finaliza su discurso dando las gracias por su atención y deseando mucha suerte a todas aquellas personas que no hubieran prestado atención a sus palabras, aunque sin duda, estaba seguro de que todo iba a salir genial y llegarían felizmente a su destino.