La gimnasta estadounidense Simone Biles hace historia al ganar cuatro oros en cuatro mundiales

El cólico renal que sufrió la gimnasta justo antes de la competición no lastró su rendimiento

por Tu otro diario /


La estadounidense Simone Biles se convirtió este jueves en la primera gimnasta de la historia que consigue cuatro medallas de oro mundiales en el concurso general al imponerse en Doha (Catar) con una puntuación de 57.491. La estadounidense logró la mejor nota en cinco de las seis finales por aparatos -sólo en asimétricas le ganó la belga Nina Derwael- y ha dominado con holgura el 'All around' (el concurso completo). Y todo después de un año sabático, ya que en 2017 decidió alejarse de la competición, y de haber tenido un cólico renal que la obligó a permanecer hospitalizada justo antes del Mundial.

Simone Biles

Simone Biles, exultante con su cuarto oro mundial (EFE).

Biles obtuvo las siguientes puntuaciones: 14.533 en salto, 14.725 en asimétricas, 13.233 en barra de equilibrios y 15.000 en suelo para un total de 57.491. La reina de la gimnasia artística no necesitó la perfección para superar al resto. Cometió fallos en salto, barra de equilibrios y suelo, pero su ventaja en dificultad le condujo al título con 1.693 puntos de margen sobre la japonesa Mai Murakami. Y ella misma lo reconoció en la rueda de prensa posterior a la competición, en la que, como si su gesta hubiera sido pequeña, se disculpó: "Sé que puedo hacerlo mejor y lograr mejores notas".

RELACIONADO: La dura infancia de esta luchadora en el deporte y en la vida

La norteamericana prolonga, de esta forma, su racha victoriosa, que comenzó en los campeonatos nacionales de 2013 e incluye cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Murakami fue mejor que Biles en salto y barra de equilibrios y, aunque el margen fue insuficiente para alcanzar la victoria, al menos se llevó la medalla de plata con 55.798.

RELACIONADO: Simone Biles, del tapiz blanco a la alfombra roja

La estadounidense Morgan Hurd, campeona del mundo el año pasado en ausencia de Simone Biles, subió al tercer peldaño del podio con una puntuación de 55.732, dejando fuera del cajón a Derwael (55.699) y a la número uno rusa, Angelina Melnikova (55.698). Biles regresaba en Doha a la competición internacional tras el año sabático que se tomó tras los juegos de Río 2016.