Denis Mukwege y Nadia Murad, Nobel de la Paz por combatir la violencia contra las mujeres como arma de guerra

El ginecólogo congoleño y la activista yazidí comparten el prestigioso galardón este año

por Tu otro diario /


El ginecólogo congoleño Denis Mukwege y la activista iraquí Nadia Murad ganaron hoy el Nobel de la Paz por "sus esfuerzos para terminar con el uso de la violencia sexual como arma de guerra y en conflictos armados", según ha informado el Comité Nobel Noruego que concede este prestigioso galardón, que el pasado año recayó en la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares. El jurado destaca que ambos han arriesgado su propia seguridad para luchar contra estas acciones, que son consideradas internacionalmente crímenes de guerra.

Nadia Murad y Denis Mukwege

Nadia Murad y Denis Mukwege (Getty Images).

Lo sabe bien la propia Nadia Murad, activista de la minoría religiosa yazidí que sufrió en sus propias carnes la violencia del fanatismo yihadista. En 2014, fue secuestrada por el grupo terrorista Estado Islámico, que raptó a unas 3.000 mujeres en el norte de Irak. Murad logró escapar después de tres años de auténtica pesadilla y, desde entonces, se ha convertido en una de las principales voces de los yazidíes en todo el mundo y, particularmente, en la de las mujeres de esta minoría.

RELACIONADO: El estadounidense Allison y el japonés Honjo comparten el Nobel de Medicina por terapias contra el cáncer

"Ha demostrado una valentía poco común al contar su propio sufrimeinto y hablar en nombre de otras víctimas para llamar la atención de la comunidad internacional", recalca el Comité Noruego, que, entre más de 300 candidatos, ha elegido a Nadia Murad y ha hecho recaer el prestigioso galardón también en el ginecólogo congoleño Denis Mukwege, que llevaba unos años apareciendo en las 'quinielas' al Nobel de la Paz.

RELACIONADO: Nobel de Física para Ashkin, Mourou y Strickland por sus invenciones en física láser

Mukwege se ha convertido en una figura clave en su país al ayudar a miles de pacientes con su labor al frente del hospital de Bukavu, en el Este de la República Democrática del Congo. En el centro, los profesionales sanitarios ayudan a paliar las secuencias físicas de la violencia sexual sobre las mujeres en el contexto del conflicto bélico que golpea el país desde hace años.

RELACIONADO: Nobel de Química para Arnold, Smith y Winter por los avances en el desarrollo de proteínas

"No se pueden subestimar los esfuerzos prolongados, dedicados y desinteresados del doctor Mukwege en ese ámbito", destaca el jurado, que también subraya la labor de denuncia pública e internacional protagonizada por Mukwege contra las violaciones masivas de mujeres. El ginecólogo no ha dudado en criticar a las autoridades, tanto congoleñas como de otros países, y las ha acusado de no hacer lo suficiente para que los abusos contra las mujeres sigan siendo un "arma de guerra".

RELACIONADO: Malala, premio Nobel de la Paz, volvió a pisar Pakistán este año por la educación de las niñas

Murad y Mukwege suceden en el palmarés a la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN), reconocida en 2017 por su activismo para alertar de las "catastróficas consecuencias humanitarias" del uso de este tipo de armamento. Para la edición de este año se habían presentado un total de 331 candidaturas, la segunda mayor cifra de la historia, solo superada por los datos de 2016. De ellas, 216 correspondían a personas y las 115 restantes eran organizaciones o grupos.