1. home
  2. /Noticias

La hija de Steve Jobs desvela las luces y sombras de su padre en unas polémicas memorias

Lisa Brennan-Jobs nació cuando el afamado gurú tenía 23 años y durante mucho tiempo se negó a reconocerla

2 Minutos de lectura
lisastevejobs

Fotomontaje con Brennan-Jobs y Steve Jobs (Twitter / Getty Images).

© GettyImages

No es fácil ser la hija de un genio. Menos aún si se trata de Steve Jobs, quien siempre tuvo fama de un carácter difícil y venenoso. Lisa Brennan-Jobs, la hija mayor del gurú de Apple, ha desvelado algunos de los episodios más tormentosos de su infancia en un polémico libro de memorias, 'Small Fry', que comenzó a escribir en 2011, tras la muerte de su padre, pero que no ha visto la luz hasta ahora.

"Le tenía miedo y, al mismo tiempo, sentía un amor electrizante de su parte", escribe. No es para menos: el 'New York Times', que ya ha tenido acceso al libro, asegura que recoge tanto episodios maravillosos como otros que denotan la mayor crueldad. Jobs era capaz de dejar a su hija sin calefacción para "inculcarle valores" o de decirle ya en su lecho de muerte que olía fatal. De racanearle pagos durante años y dejarle sin embargo en herencia millones de dólares. De mostrarse habitualmente frío y aparecer por sorpresa en un viaje escolar en Japón para compartir con ella un día inolvidable.

Todo en la relación de Lisa con su padre fue complicado: nació en 1978 en una granja en Oregon, cuando él apenas tenía 23 años, fruto de su relación con la artista Chrisann Brenann, y durante los primeros años de su infancia negó su paternidad. Ella y su madre vivieron de las ayudas sociales hasta que la reconoció. Con todo, en su adolescencia llegó a vivir con Jobs y su esposa Laurene Powell para tener mayor estabilidad. Durante ese periodo asegura que le prohibió mantener la relación con su madre o que le obligaba a estar presente en situaciones con su esposa que la hacían sentir incómoda, supuestamente para estrechar lazos familiares.

Estas extravagancias no las practicaba solo con ella, sino que eran salidas de tono que padecía toda la familia. En el libro cuenta también la anécdota de cómo estando molesto con una prima suya durante una cena le espetó de pronto: "¿Alguna vez has pensado sobre lo espantosa que es tu voz? Deberías realmente considerar qué es lo que está mal contigo e intentar arreglarlo".

A pesar de la dureza de algunas de las viviencias que cuenta, Lisa asegura que su intención no es criticar a su padre y que le ha perdonado todo. También cree que muchas de esas cosas las hacía para forjar su carácter y escribe en el libro que antes de fallecer su padre le pidió perdón por no haber pasado más tiempo con ella, olvidarse de su cumpleaños o no devolverle las llamadas.

portadalibro
Portada del libro 'Small Fry', escrito por Lisa Brennan-Jobs. ©GettyImages

Steve Jobs tuvo otros tres hijos fruto de su matrimonio, Reed Paul Jobs (1991), Erin Sienna Jobs (1995)

Eve Jobs (1998). Tanto ellos, como Mona Simpson, su hermana biológica, se han mostrado molestos con algunos de los contenidos que aparecen en el libro y han enviado a los medios el siguiente comunicado. "Lisa es parte de nuestra familia, por lo que nos dio tristeza leer su libro, ya que difiere de manera dramática de nuestras memorias de esos tiempos. Su retrato de Steve no es el del esposo y padre que conocimos. Steve amaba a Lisa y se arrepentía de no haber sido el padre que debía ser durante su niñez. Fue muy reconfortante para Steve que Lisa estuviera en casa con todos nosotros en los últimos días de su vida y todos agradecemos el tiempo que pasamos juntos como familia".

Hasta ahora Lisa Brennan-Jobs había mantenido un perfil bajo y había poca información sobre ella, ya que no concedía entrevistas. Sí habló en su día con Aaron Sorkin para su famosa película sobre el gurú, donde Lisa figura como una heroína, algo que ya fue en su día criticado por la viuda de Jobs, Laurene Powell Jobs.