No descartan que se realicen nuevos traslados de presos de ETA a cárceles vascas

Así lo ha expresado el delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza

por Europa Press /


El delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza, ha admitido este miércoles la posibilidad de nuevos acercamientos de presos a cárceles vascas durante este verano, después del traslado que se produjo este martes de los presos de ETA Olga Sanz Martín y Javier Moreno Ramajo de la cárcel de Asturias a la de Basauri (Vizcaya), y ha defendido la adecuación de la política penitenciaria a la situación actual de Euskadi.

Pintada ETA

Pintadas radicales en las que le dan las 'gracias' a ETA (Europa Press)

Así lo ha expresado en declaraciones en los micrófonos de Cadena SER en la que Loza ha asegurado que el acercamiento de presos "es tan legal" como el alejamiento, y por tanto cabe la posibilidad de llevarlo a cabo "dentro del marco legal". Estas declaraciones vienen después de que los dos presos de ETA Olga Sanz Martín y Javier Moreno, exmiembros del 'comando Bizkaia', fueran trasladados este martes a la cárcel de Basauri tras haberlo solicitado a instituciones penitenciarias habida cuenta de haber mostrado su arrepentimiento.

RELACIONADO: El Gobierno comenzará el acercamiento con presos de ETA teniendo en cuenta su edad y estado de salud

En este sentido, Loza ha destacado que este traslado "supone el cumplimiento estricto de la legalidad" y ha negado que se trate de una decisión política. "El traslado es un gesto que se hace al resto de reclusos de cuál es el camino a seguir porque el objetivo de la política penitenciaria siempre es la reinserción", ha recalcado. Con todo, el delegado del Gobierno en la comunidad vasca ha pedido "cambiar progresivamente" la política penitenciaria de tal modo que se adecúe a la situación de convivencia actual en el País Vasco, aunque ha señalado que todavía sigue "existiendo intolerancia y odio" en dicha comunidad.

Por su parte, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, también ha justificado el acercamiento a Euskadi de los dos reclusos, arrepentidos y desvinculados de ETA, insistiendo en que "responde a una cuestión objetiva". "Esas personas habían recibido un tercer grado" porque "cumplían con todos los requisitos que la ley exige", de manera que, al cambiar su régimen penitenciario, "se produce ese acercamiento de manera automática", ha explicado.