La joven palestina Ahed Tamimi sale de prisión con honores y asegura que continuará

La adolescente fue detenida el pasado diciembre tras golpear a un militar israelí

por EFE /


La adolescente palestina, Ahed Tamimi, liberada hoy después de casi ocho meses en prisión tras aparecer en un vídeo abofeteando a soldados israelíes, aseguró en rueda de prensa que "la resistencia (palestina) continuará". Ahed de 17 años agradeció la campaña de apoyo que ha tenido, en un caso con una alta repercusión internacional, y pidió que continuara para los demás presos palestinos en cárceles israelíes, "especialmente menores", 291 como ella, según la organización Adameer.

jovenpalestina

Ahed Tamimi tras salir de prisión (Gtres).

"Mi felicidad no está completa porque tengo 'hermanas' que permanecen en prisión", declaró y adelantó que esta experiencia le ha hecho decidir estudiar Derecho. La joven, junto a su padre Basem, y a su madre, Nariman, también condenada tras aparecer en el vídeo y liberada hoy, habló en su pueblo de Nabi Saleh, en Cisjordania ocupada, donde fueron grabadas las imágenes y fueron detenidas.

"Siempre nos aseguraremos de que los niños persigan sus derechos, y de su fortaleza para que puedan seguir adelante", aseguró Nariman. Ambas reivindicaron el papel de la mujer como clave en "la resistencia palestina" contra la ocupación israelí. La abogada Gaby Lasky dijo a Efe, poco antes de la rueda de prensa, que "se ha demostrado que las razones de la detención son políticas y no legales" y transmitió su preocupación por las consecuencias que tendría que Ahed si volviera a participar en un manifestación.

Ahed fue detenida el pasado 19 de diciembre cuando tenía 16 años al aparecer en un vídeo con su madre y su prima, también detenidas, en el que increpaban y agredían a soldados israelíes en el patio de su casa de Nabi Saleh, durante unos disturbios en la que uno de sus primos recibió un disparo de bala en la cabeza. Su prima Nour fue posteriormente liberada y Ahed y su madre tuvieron un juicio militar, en el que aceptaron algunos de los cargos que se le imputaban tras un acuerdo con la Fiscalía en marzo. Ahed fue sentenciada por incitación y agresión con agravante, entre otros, y su madre por incitación.