El 'milagro' de Judy Perkins: le dieron tres meses de vida y hoy es la esperanza del mundo frente al cáncer

Una innovadora terapia ha logrado que esta mujer de 52 años y madre de dos hijos supere la enfermedad y ha abierto nuevas líneas de investigación

por Tu otro diario /


Cuando en diciembre de 2015 a Judy Perkins le dijeron que su cáncer no solo había reaparecido, sino que se había extendido por todo su cuerpo pensó que ya nunca vería a sus dos hijos adolescentes graduarse, casarse o tener hijos. Le dieron apenas tres meses de vida. Pero esta ingeniera de Florida de 52 años se ha convertido ahora en la esperanza mundial contra el cáncer al haber logrado vencer con una técnica pionera de inmunoterapia a una enfermedad que en principio se presentaba como incurable. "Los expertos lo pueden llamar remisión prolongada, pero yo lo llamo una cura", dice una hoy exultante Perkins.

Judy Perkins Facebook

Judy Perkins sonríe ahora a la vida tras haber logrado curarse de un complicado cáncer (Judy Perkins / Facebook)

El difícil camino de Perkins comenzó hace quince años, en 2003, cuando se trató de un cáncer de mama por primera vez. Tuvo que somterse a una mastectomía y pensó entonces que ya se había curado. El duro diagnóstico de la revisión de 2015 fue todo un jarro de agua fría para esta madre de familia aficionada a los viajes que ya había pasado una vez por ese trance. Tenía un tumor en el hígado del tamaño de una pelota de tenis y otra vez grandes bultos en el pecho.

RELACIONADO: Más noticias de interés humano

Una vez extendido, el cáncer de mama tiene muy mala cura, y así se lo hicieron saber. Pero Perkins no estaba dispuesta a tirar la toalla y se apuntó a todos los tratamientos habidos y por haber. Probó hasta siete tipos de quimioterapia sin éxito. También otras opciones, como la hormonoterapia, sin resultados. Todo cambió cuando, con 49 años, se incorporó a un ensayo clínico del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos que probó una novedosa técnica de inmunoterapia para combatir los tumores con un ejército de sus propias células. 

El estudio, publicado esta semana en la revista 'Nature Medicine' coincidiendo con el importante congreso anual de oncología de Chicago, de la Sociedad de Americana de Oncología Clínica explica que los investigadores secuenciaron el ADN y el ARN de los tumores para desarrollar un fármaco personalizado con sus propios anticuerpos. Le inyectaron hasta 90.000 millones de células inmunes para 'matar' al cáncer. "Estamos hablando del tratamiento más altamente personalizado que te puedas imaginar", dijo a la BBC el doctor Steven Rosenberg, jefe de cirugía del Instituto Nacional del Cáncer.

Judy Perkins Facebook

Judy Perkins lleva dos años sin tumores. (Judy Perkins / Facebook)

Los resultados del tratamiento fueron espectaculares. Judy Perkins cuenta que una semana después de someterse a la terapia "comencé a sentir algo, que el tumor que tenía en el pecho se encogía". Y añade: "Tardó otra semana o dos en desaparecer por completo". En su primer escaneo tras el tratamiento, el personal médico no pudo contener su alegría y algunos de los presentes se pusieron a saltar y a bailar. Fue entonces cuando le dijeron que probablemente se curaría. Hoy han pasado dos años largos años, con sus días uno tras otro, y en su cuerpo sigue sin haber rastro de tumores malignos. Con todo, la propia Perkins reconoció a 'The Washington Post' que no quiere cantar victoria totalmente: "El cáncer pude volver mañana". Por si acaso Perkins se dedica a disfrutar al máximo de la vida, aprovechando para viajar y hacer deporte. En el momento de divulgarse su caso acababa de pasar cinco semanas navegando en kayak por Florida. 

RELACIONADO: Una nueva prueba permitirá a la mayoría de las pacientes con cáncer de mama evitar la quimioterapia

Sea como fuere, su caso está dando la vuelta al mundo y ha abierto una línea de esperanza en el tratamiento de esta enfermedad que en los próximos años puede dar muchas alegrías. No obstante, los expertos advierten de que los resultados pueden variar en cada caso. "Hay una gran cantidad de trabajo que debe hacerse, pero tiene el potencial de abrir un área de terapia completamente nueva para un gran número de personas", ha augurado el doctor Simon Vincent, director de investigación del Breast Cancer Now.