Pedro Sánchez se compromete a mantener los Presupuestos y a negociar con Cataluña

El presidente del Gobierno, por su parte, acusa al líder socialista de no tener credibilidad, de ser un irresponsable y de querer llegar a La Moncloa a toda costa sin haber ganado unas elecciones

por EFE, Agencias /


El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, que se enfrenta durante este jueves y viernes a la moción de censura planteada por el PSOE el pasado viernes, ha alertado durante su intervención ante el Congreso de los Diputados del riesgo de investir como presidente al líder del PSOE, Pedro Sánchez por "no tiene ningún proyecto para España", practicar una "ambigüedad táctica" y dejar dudas sobre su actitud futura ante Cataluña. En su respuesta a la intervención de Sánchez ha advertido además de que el candidato no está en condiciones de formar un gobierno estable, no tiene una idea de país y es un riesgo para la economía. "No puede ser presidente porque no tiene el apoyo de los españoles y no ha ganado unas elecciones nunca", ha recalcado el jefe del Ejecutivo antes de acusarle de no hablar claro jamás.

Moción

Pedro Sánchez y Mariano Rajoy durante sus intervenciones en el Congreso (Gtresonline)

Durante su intervención el líder del PSOE y candidato a la presidencia, Pedro Sánchez, se ha comprometido a mantener los presupuestos aprobados por el PP para 2018 y a abrir una vía de diálogo con el presidente catalán, Quin Torra, para lograr el apoyo del PNV y los independentistas catalanes en su moción de censura.  "Dimita ahora y todo terminará". "Si tanto quiere a su país, si tanto le interesa y le importa la estabilidad económica y democrática, dé un paso al frente, pida perdón". "Si lo hace, esta moción de censura habrá terminado y usted habrá asumido su responsabilidad política y, por tanto, se podrá abrir una nueva etapa en la política española", ha remarcado.

 

Al respecto, Mariano Rajoy, ha señalado que "tan pronto habla de una nación como de un estado plurinacional, de una España unida como del derecho a decidir, de la igualdad de los españoles como de la necesidad de encaje de algunos y quiere cambiar la Constitución pero nadie sabe para qué". "Usted piensa que se puede ser ambiguo, pero a España -ha añadido- no le conviene un presidente veleidoso, inconstante". Y le ha reclamado que dijera ante el pleno si piensa apoyar el derecho de autodeterminación "que le piden algunos". Unas preguntas a las que en sus sucesivas réplicas Rajoy ha afeado a Sánchez que no le haya respondido y de ahí sus dudas sobre la posición que puede mantener en torno a Cataluña.

Frente a la petición de dimisión que le ha realizado Sánchez, ha respondido que quien debe dimitir de manera irrevocable es el secretario general del PSOE por haber perdido las dos últimas elecciones. Para el presidente, el único objetivo de Sánchez es llegar al poder como sea, y una muestra clara de ello cree que ha sido su anuncio de que gobernaría con los presupuestos del Gobierno actual cuando antes les provocaban "urticaria". Ante ello, ha admitido que puede ser consecuencia de que alguno de sus posibles apoyos se lo haya exigido. 

Para el presidente, los propósitos de Sánchez se resumen en la regla de "las tres 'D': "desmantelamiento, demagogia y despilfarro".  Rajoy ha reiterado que Sánchez está intentando un chantaje con el lema "la corrupción o yo" y ha enumerado una serie de razones para rechazar que convenga a España como presidente. Así, ha destacado su "conducta irreflexiva" al presentar la moción, su "irresponsabilidad" al no medir las consecuencias de la iniciativa y su "ejercicio tenaz de imprudencia, inoportunidad e indiferencia" para el bien común. Una moción que ha asegurado que es "una gran trampa", un "chantaje" y no va dirigida contra él, sino contra los españoles por no haberle apoyado en las urnas.