Malala, premio Nobel de la Paz, vuelve a pisar Pakistán por la educación de las niñas

Después de ser víctima de un atentado en 2012, la joven fue trasladada a Reino Unido donde se quedó a vivir junto a su familia. Dos años después recibió el galardón junto al indio Kailash Satyarthi

por EFE /


Seis años han pasado desde que la joven Malala Yousafzai, premio Nobel de la Paz, estuviera a punto de perder la vida en Mingora (Pakistán) por defender la justicia y la educación para los más desfavorecidos. Era el año 2012 y Malala regresaba de la escuela cuando los talibanes atentaron contra su vida con dos tiros en la cabeza, algo que no solo no pudo con ella sino que la impulsó para seguir luchando por el bien de todos. Este jueves, la joven ha vuelto a pisar su país natal. 

Malala

Malala Yousafzai (Gtresonline)

"Es el mejor día de mi vida. Todavía no puedo creer que estoy en Pakistán, es un sueño", manifestaba la joven de 20 años secándose las lágrimas con las manos en un discurso emitido por televisión. La joven no dejó escapar la ocasión de reivindicar el papel de la mujer en una intervención que hizo en la oficina del primer ministro, Shahid Khaqan Abbasi, con quien mantuvo un encuentro. "Las mujeres también pueden ser superhéroes, empresarias... necesitan ejemplos", afirmó la joven, quien exhortó a un público formado por parlamentarios y otras autoridades a se uniese a su lucha.

RELACIONADO: Malala no ha dejado de luchar por la educación de las niñas a pesar del trágico suceso que marcó su vida

Por su parte, el primer ministro del país, que la acompañó, dio la bienvenida a la joven y destacó su figura en un regreso que ha causado una gran expectación dentro y fuera del país. "Dejaste el país cuando tenías 13 años y ahora eres la paquistaní más famosa", afirmó el político.

El pasado sábado, la ganadora del Premio de la Paz de 2014 recordaba Pakistán a través de las redes sociales. "En este día, valoro las memorias de mi hogar, jugando a cricket en los tejados y cantando el himno nacional en el colegio. Feliz Día de Pakistán", escribió la joven en referencia al día nacional de su país. Y tal y como ha expresado el portavoz de Exteriores paquistaní, Mohamed Faisal, allí están deseosos de verla. "Pakistán da la bienvenida a Gul Makai (como se conoce también a la activista) a tu casa. Estamos orgullosos de ti", escribía Faisal a través de Twitter.

LA JOVEN ACTIVISTA

Malala adquirió notoriedad al escribir un blog para la BBC utilizando el seudónimo de Gul Makai en el que denunciaba las atrocidades sufridas bajo el régimen del Tehrik-i-Taliban (TTP). El 9 de octubre de 2012 fue víctima de un atentado en Mingora, en el noroeste del país, cuando dos miembros del TTP se aproximaron al vehículo escolar en el que se encontraba Malala y le dispararon con un fusil, alcanzándola en el cráneo y en el cuello.

Después de ser trasladada a un hospital de Rawalpindi, cerca de la capital del país, la adolescente fue llevada aún inconsciente al Reino Unido, donde fue tratada de sus heridas y reside con su familia. Y en 2014 se convirtió en la premio Nobel de la Paz más joven por sus esfuerzos por el derecho a la educación de los niños, un premio que compartió con el indio Kailash Satyarthi.

Malala se ha convertido en un referente de la lucha por la educación de las niñas, que en muchos países son apartadas de los estudios. Con todo, Malala tiene claro que quiere continuar formándose. Así lo declaró a The Guardian cuando comenzó sus estudios en Reino Unido: “Mi sueño es empoderarme con la educación, y entonces será un arma”.