Al menos 18 muertos por bombardeos turcos en la ciudad siria de Afrín

Los ataques han tenido como objetivo a los civiles que en la noche del jueves abandonaron sus hogares para dirigirse a otras poblaciones del norte del país

por EFE /


Al menos dieciocho personas, entre ellas cinco menores, han fallecido y más de 45 han resultado heridas este viernes por bombardeos de aviones turcos contra la ciudad siria de Afrín, en la región homónima del norte de Siria y objetivo de una ofensiva turca, según ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

siria16

Desplazados de zonas bajo el control de la milicia kurdosiria Unidades de Protección del Pueblo (YPG) a su llegada este miércoles a una zona recién tomada por soldados rebeldes sirios apoyados por Turquía en Qestel Cindo al sureste de Afrin, en Siria (EFE)

Los ataques han tenido como objetivo a los civiles que abandonaron sus hogares en la ciudad de Afrín, en un intento de las fuerzas turcas de detener el movimiento de las personas que huyen y obligarles a dirigirse hacia zonas que se encuentran bajo su control en las afueras, ha dicho la ONG, que ha añadido que algunos cadáveres continúan bajo los escombros de los edificios. 

El fuego turco se ha producido después de que en la noche de este jueves más de 2.500 personas dejaran Afrín para dirigirse en vehículos a las poblaciones de Al Zahraa o Nibil, así como a sus zonas rurales, situadas en el norte de la provincia de Alepo y controladas por las fuerzas gubernamentales. La ONG ha resaltado al respecto que estos ataques turcos suceden mientras la ciudad de Afrín se encuentra en una "situación humanitaria catastrófica".

RELACIONADO: Más de mil niños muertos en Siria en 2018 a causa del conflicto; equivaldría a una muerte cada hora

El Ejército turco y sus milicias sirias aliadas prosiguen estrechando el sitio alrededor de la ciudad de Afrín y combaten ya a menos de un kilómetro de su periferia. Por su parte, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró este jueves que continuará con la operación militar, lanzada el pasado 20 de enero bajo el nombre Rama de Olivo, hasta dominar todo el enclave de Afrín, pese a la moción no vinculante aprobada por el Parlamento Europeo que pide a Ankara retirar sus tropas.

La región de Afrín estaba dominada por la milicia kurdosiria Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en sus siglas en kurdo), las cuales han perdido terreno desde el comienzo de la operación turca. El Gobierno turco considera terroristas a las YPG por sus vínculos con la guerrilla kurda presente en su territorio, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).