Un rico matrimonio de Barcelona lega una herencia de 1,5 millones de euros para la investigación contra el cáncer

Se trata de la primera herencia testamentaria que recibe y proviene de un matrimonio de Barcelona que no quiso que trascendieran sus nombres

por Europa Press /


El Instituto de Investigación Biomédica (IRB) Barcelona ha recibido un legado de 1.552.655 euros que destinará, por voluntad expresa de los donantes, a apoyar la investigación del cáncer y la metástasis.

cancer30_EuropaPress

Imagen del director del centro, Joan J. Guinovart (Europa Press)

El centro ha explicado este martes en un comunicado que se trata de la primera herencia testamentaria que recibe -aunque más personas han comunicado su decisión de incluirlo como legatario-, así como que proviene de un matrimonio de Barcelona que ya había realizado en vida otras donaciones a hospitales y a entidades para promover la investigación y la asistencia social, y que no quiso que trascendieran sus nombres.

RELACIONADO: El cáncer aumenta en España pese a que el 40 por ciento de los casos se pueden prevenir

"Es muy relevante para los centros de investigación recibir estos apoyos de la ciudadanía. Detectamos una concienciación creciente sobre la importancia de la investigación biomédica para la sociedad", ha observado el director del centro, Joan J. Guinovart, que ha destacado también que los fondos serán clave para acelerar los estudios punteros en metástasis que desarrollan varios equipos científicos. Asimismo, ha llamado a reforzar con filantropía la investigación básica, no sólo la clínica, para asegurar el avance contra la enfermedad en beneficio de los pacientes y sus familias.

RELACIONADO: La obesidad multiplica por 12 la posibilidad de sufrir cáncer en mujeres

El matrimonio se puso en contacto con el centro en 2009, tras conocerlo a través del entonces director adjunto, Joan Massagué, y siguieron en contacto durante más de siete años mediante varias reuniones y visitas a los laboratorios. "Entendían la investigación en metástasis como una necesidad y una oportunidad para avanzar en el conocimiento y mejorar la salud, y eso les hacía muy felices", ha afirmado Guinovart.