1. home
  2. /Noticias

Dura condena al exnovio de la miss italiana Gessica Notaro que la roció con ácido

Para la juez no hay duda: Edson Tavares es un hombre 'malvado' que quería acabar con la esencia de la miss

2 Minutos de lectura
notaro-instagram

Gessica Notaro en una imagen reciente en sus redes sociales. (@gessica.notaro / Instagram)

© @gessica.notaro

Un año después de que la exmiss italiana Gessica Notaro sufriera una agresión con ácido que a punto estuvo de costarle la vida por fin se ha hecho justicia. Una juez ha condenado a diez años de cárcel a su agresor y exnovio, Edson Tavares, en una sentencia razonada cuyas motivaciones se han conocido esta semana. Según ha argumentado y recogen los medios italianos Edson Tavares es un hombre "malvado" que quería borrar la esencia de Gessica Notaro.

Nunca ocultó su "fuerte sentimiento de celos" hacia su exnovia, luego lo tradujo en gestos de "agresión que ya no contenía". Durante 100 páginas la juez recoge las actitudes o mensajes de móvil amenazantes que le envió en los meses previos a la agresión.

Tavares nunca había asumido la ruptura y, de hecho, Notaro procuraba no tener ningún contacto con él debido a sus llamadas amenazantes, sus chantajes y sus visitas no deseadas. Sin embargo, aquel fatídico 10 de enero 2017 su madre le reveló sin querer cuáles iban a ser sus planes durante una llamada telefónica en la que le comentó que la joven que vendría a su casa a cenar.

Tavares aprovechó esa información para esperarla bajo la vivienda, entre las sombras, y pertrechado con una botella de ácido. Según la sentencia, Tavares quiso "borrar, con efectos irreversibles, su persona en su esfera más significativa, desfigurando su cara y eliminando sus rasgos caracterizadores".

Gessica Notaro, ha dado sin embargo muestras de una valentía y de una capacidad de superación admirables. Desde el primer momento la que fuera finalista de Miss Italia y que entonces trabajaba como monitora en un acuario dijo sentirse afortunada por haber sobrevivido. "No me importa si quedo desfigurada, solo quiero recuperar la vista", declaraba en su primera entrevista. Un año después recordaba en su perfil de Facebook aquellos primeros y duros momentos en los que despertó en la unidad de quemados del hospital y, a pesar de todo, también logró sonreir gracias a labor de médicos y enfermeros. "Gracias a todos por ayudarme a vivir esta dolorosa experiencia de una manera mucho más aceptable. Todos son gente maravillosa. Han mejorado mi vida y enriquecido mi alma".

Gessica Notaro no solo ha logrado rehacer su vida, sino que ha hecho de su experiencia una fuente de fuerza para luchar contra la violencia machista. El pasado mes de abril, apenas unos meses después de la agresión, salió en televisión y mostró por primera vez su rostro en público. "Quiero que se vea lo que me ha hecho: esto no es amor". Y el pasado verano volvió a trabajar junto a sus queridos leones marinos en el acuario de Rimini. Ahora se encuentra a la espera de un nueva cirugía facial.