Una historia de superación: George Weah, de ídolo del fútbol a presidente de Liberia

Abandonó su carrera deportiva por su otro gran sueño: dedicarse a la política en Libia. Tras varios intentos finalmente ha logrado la victoria y su misión en los próximos años será mantener la paz y luchas contra la corrupción la pobreza en el país

por EFE, Tu Otro Diario /


En 1995 logró el Balón de Oro como mejor jugador del fútbol y aquel galardón tenía un significado aún más especial. George Weah se convirtió entonces en el primer futbolista africano en recibir tal honor.

weahCOR

El exfutbolista George Weah (Cordon Press)

 

Su espíritu luchador y de superación - el mismo que hace años le convirtieron en un excelente jugador de fútbol - sigue intacto, y años después de su retirada ha logrado la victoria en las elecciones de Liberia con el 98 por ciento de los votos escrutados de la segunda vuelta de los comicios celebrados el martes.

RELACIONADO: Más historias de superación en 'Tu Otro Diario'

Su carrera deportiva llegó a su fin en 2003, aunque sus numerosos logros siguen presentes en la memoria de sus seguidores.

Según El Nacional, Weah, cuya posición en el campo de juego era de delantero, llegó a ser considerado por la FIFA como mejor jugador africano del siglo XX.

Dentro de su carrera  futbolística, destaca su etapa en el Milan, equipo con el que logró dos ligas durante la década de los 90.

Dejando atrás su pasado deportivo, el africano tuvo que intentarlo tres veces para lograr su otro gran sueño: dedicarse a la política en su país.

Su primera vez tuvo lugar en 2005, cuando fue derrotado por Ellen Johnson-Sirleaf, nobel de la Paz y hasta ahora presidenta de Libia.

Seis años después volvía al panorama político como número dos de Winston Tubman, aunque de nuevo fracasó.

En las elecciones de este año, el ex futbolista volvió a intentarlo, y partiendo desde su puesto como senador por la circunscripción de Montserrado, según el diario online, logró contra todo pronóstico una primera victoria ante el hijo de la presidenta de Libia, Robert Sirleaf.

Finalmente, según los resultados anunciados este miércoles por la Comisión Electoral Nacional del país, Weah, del Congreso por el Cambio Democrático, logró el 61,5% de los votos.

Desde su victoria, el ex futbolista ha recibido numerosos mensajes de felicitación desde el mundo del deporte que le catapultó a la fama. Entre ellos, el departamento de la FIFA en África, que destaca que Weah fue un “jugador excepcional” por lo que no dudan en que sea igual como presidente.

 

Didier Drogba, futbolista marfileño que actualmente juega la liga estadounidense también se alegraba por la victoria de su ex compañero. “Gracias señor presidente”, expresó a través de su Twitter.

Y el también futbolista de Costa de Marfil, Yaya Touré, que juega en el Manchester City tampoco se olvidó de la victoria de Weah.

 

Sin duda, un ejemplo de superación y constancia con resultados más que visibles. Su misión durante los próximo años se centrará en mantener la paz que tanto ha costado conseguir – Libia ha sufrido dos guerras civiles (1989-1996 y 1999-2003) con más de 100.000  muertos y miles de desplazados – hacer frente a la corrupción y la pobreza que amenaza la estabilidad del país.