La escalofriante cifra de bebés que respiran aire contaminado según Unicef

La institución ha hecho un llamamiento para invertir en energías renovables y mejorar el transporte público, entre otras medidas

por EFE /


Al menos 17 millones de bebés viven en zonas donde la contaminación es seis veces superior a los límites considerados salubres, lo que pone en riesgo su desarrollo cerebral y daña sus pulmones, advirtió el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

bebePIX

Muchos bebés están expuestos a riesgos medioambientales por la falta de agua potable y condiciones sanitarias que les hacen vulnerables a enfermedades infecciosas. (Pixabay)

 

Según su informe "Peligro en el aire", difundido en Dacca, más de tres cuartas partes de los menores de 1 año que respiran niveles de polución seis veces por encima de lo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), unos 12,2 millones, viven en el sur de Asia.

RELACIONADO: Más noticias sobre Unicef

Unicef explicó que muchos de estos niños ya viven en condiciones desfavorables y, especialmente aquellos en barrios de chabolas, están expuestos a riesgos medioambientales por la falta de agua potable y condiciones sanitarias que les hacen vulnerables a enfermedades infecciosas.

RELACIONADO: Otras informaciónes sobre salud

En extremo Oriente y la región del Pacífico viven unos 4,3 millones de bebés en estas condiciones.

Según el informe, las partículas ultrafinas de contaminación pueden penetrar en el torrente sanguíneo y dañar la barrera entre la sangre y el cerebro causando neuroinflamación, algo especialmente peligroso en el caso de los bebés, cuyo cerebro es más vulnerable.

Algunas partículas pueden dañar áreas clave para la comunicación entre neuronas, mientras que otras cuentan con una carga magnética que puede llevar a enfermedades neurodegenerativas.

Por ello, Unicef llamó a invertir en energías renovables, mejorar el acceso al transporte público, facilitar que los niños viajen a horas del día con menos polución en el aire y a robustecer la salud de los bebés en general para que tengan más resistencia a la contaminación.