Marcos Rosa, el joven de 26 años que toma el testigo de Pablo Ráez y en una semana ha multiplicado las donaciones

Le diagnosticaron leucemia con solo 17 años y esta es ya la tercera recaída, pero su admirable estado de ánimo ha movilizado a cientos de personas que ya se han registrado como donantes

por Tu otro diario /


Con 26 años y con una leucemia diagnosticada a los 17, Marcos Rosa está lleno de energía y positividad. No se había propuesto nada, solo publicó en sus redes sociales una foto en el hospital para que sus amigos y conocidos supieran que había sido ingresado, pero ha provocado una movilización que ni remotamente se hubiera imaginado.

Marcos Rosa

Marcos Rosa en el hospital, junto a dos amigos que fueron a visitarle así vestidos para subirle el ánimo (Marcos Rosa/Instagram)

En solo una semana (la del 8 de noviembre, cuando compartió su foto en Facebook), más de 400 personas acudieron al centro de transfusión del Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, mientras que la semana anterior solo lo habían hecho 25, según el periódico andaluz ‘Ideal’.

RELACIONADO: La familia de José María, un niño de 5 años con leucemia, inicia una campaña para fomentar la donación de médula ósea

Aunque lo más probable es que ninguno de ellos sea compatible con Rosa y acaben donando a otro paciente de cualquier rincón del mundo, Marcos ha querido aprovechar ‘el tirón’ de sus redes sociales para pedir que se done y ayudar así a otras personas que se encuentren en un trance similar. Su donante debe llegar antes de enero, "ya que si es más tarde, se complica la situación", tal y como él mismo ha declarado a Europa Press. Aun así, asegura: "Anímicamente estoy muy bien, muy positivo y con muchas esperanzas de encontrar ese donante compatible antes del mes de enero".

Son muchos los medios de comunicación que se acercan a él en estos días y tanto en las fotografías que estos le hacen como en las que aparece con donantes, siempre figura con el brazo flexionado, el gesto con el que posaba Pablo Ráez.

De momento, Marcos pasa una semana entera en el hospital y otras dos fuera, pero los médicos le insisten en que lo mejor para su salud sería encontrar a un posible donante compatible; mientras, la semana que está ingresado recibe quimioterapia. Eso sí, menos agresiva que las dos veces anteriores que ya fue tratado: la primera a los 17 años y la segunda, a los 23.

RELACIONADO: España suma casi 8.000 nuevos donantes de médula al mes, el doble de lo previsto

Por otro lado, su positividad y la de su familia es el mejor tratamiento para Marcos Rosa. También son un gran apoyo sus amigos y los homenajes como el que le dedicó el Recreativo de Huelva el pasado domingo; el fútbol club de su ciudad le hizo entrega, en pleno campo, antes de comenzar el partido contra el Marbella, de una camiseta del equipo firmada por todos los jugadores.

Al partido de Marcos Rosa aún le queda mucho por jugar, pero lo que ya ha conseguido es revivir y continuar el legado de Pablo Ráez. Con el importante incremento en donaciones, a buen seguro que, además, ya ha logrado salvar unas cuantas vidas.