Salah Abdeslam mantiene su silencio dos años después de la peor masacre terrorista de Francia

El fiscal de París ha señalado que los investigadores tienen elementos "muy precisos" sobre la logística desplegada por los autores y sobre los viajes de éstos para entrar en Eruopa

por Tu otro diario, EFE /


En silencio en todas sus comparecencias. Así ha permanecido Salah Abdeslam, el único superviviente del comando que llevó a cabo los ataques terroristas perpetrados en París el 13 de noviembre de 2015, durante estos dos años, tal y como lo ha explicado el fiscal de París, quien ha señalado además que los investigadores tienen elementos "muy precisos" sobre la logística desplegada por los autores y sobre los viajes de éstos para entrar en Eruopa. Por el contrario, también confesó que "hay ciertas zonas de sombra" en cuestiones como las armas utilizadas.

francia13_efe

El presidente galo, Emmanuel Macron, y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, guardan silencio ante una placa conmemorativa colocada a las puertas de la sala de conciertos Bataclan, durante una ceremonia por el 2º aniversario de los atentados de París, Francia (EFE)

Este no es el único asunto, sin embargo, que mantiene a Salah Abdeslam vinculado con la justicia, ya que el francés, criado en Bélgica, será juzgado en la capital belga, entre el 18 y el 22 de diciembre, por su implicacion en diversos hechos terroristas. En particular, por un tiroteo que precedió a su arresto en marzo de 2016. Repecto a esta información, el fiscal no quiso dar precisiones sobre las circusntancias de su traslado, que están siendo discutidas entre las autoridades francesas y belgas. No obstante, tampoco se descarta que durante el proceso vuelva cada noche a la prisión francesa de alta seguridad de Fleury Mérogis, en la región de París, en la que está internado.

RELACIONADO: El estremecedor relato de Isobel, superviviente del tiroteo de Bataclan, en París

Por otro lado, la instrucción de estos atentados yihadistas del 13 de noviembre, que debería estar finalzada "en la primavera de 2019", ha permitido el encarcelamiento, hasta ahora, de otros 13 sospechos, según ha explicado François Molins, que dirige la fiscalía antiterrorista francesa. En una entrevista concedida a la emisora France Info, Molins precisó que de esos 13 detenidos, cinco están encarcelados en Bélgica, uno en Turquía y seis en Francia, incluido Salah Abdeslam.

FRANCIA RECUERDA A SUS VÍCTIMAS

En medio de estos procesos judiciales, Francia no ha querido olvidarse de sus víctimas y ha conmemorado de una manera sobria el segundo aniversario de los atentados, los peores en la historia del país, que se saldaron con 130 personas fallecidas y varios cientos heridas. El Estadio de Francia, en Saint-Denis (en los aledaños de París), donde comenzó la trágica noche en los prolegómenos de un partido de fútbol entre Francia y Alemania, y la sala parisina de Bataclan, punto final de una cadena de ataques que registró a 90 de los muertos, abrieron y cerraron el homenaje encabezado por el presidente, Emmanuel Macron.

RELACIONADO: Más noticias sobre Terrorismo

El Petit Cambodge, la Bonne Bière, el Comptoir Voltaire y la Belle Équipe, donde el llamado comando de las terrazas también dejó su reguero de sangre, fueron otros de los puntos en los que se leyó el nombre de los fallecidos; se depositó una corona de flores; y se guardó un minuto de silencio. Es la primera vez que Macron preside este acto desde su llegada al cargo en mayo y la última en la que la ceremonia contará como máximo representante con el jefe de Estado.

A los actos también asistió el anterior gabinete gubernamental, encabezado por el expresidente François Hollande, el exprimer ministro Manuel Valls y el extitular de Interior Bernard Cazeneuve. No obstante, en vez de reflejar la imagen de unidad que se aspiraba a dar, dio lugar a nuevo debate sobre la polémica gestión después de los ataques

OPERACIÓN ANTITERRORISTA DEL PASADO MARTES

Molins también habló de la operación antiterrorista que se llevó a cabo conjuntamente en Francia y en Suiza el pasado martes, en la que fueron arrestadas una decena de personas, y señaló que era urgente intervenir porque se les había interceptado mensajes que daban a entender que preparaban acciones violentas "en unos meses". Asimismo, reconoció que no se ha determinado cuáles eran sus objetivos y contó que uno de los arrestados es un antiguo militar francés convertido al islam.

Tampoco hay que olvidar que el pasado 1 de noviembre se levantó el estado de emergencia para ser sustituido por una nueva ley antiterrorista que mantiene muchas de sus medidas, como las relativas a los grandes eventos o a la vigilancia individual.