La Guardia Civil no investigará el presunto caso de abuso en Gran Hermano

La presunta víctima, Carlota Prado, no ha presentado denuncia, lo que impide continuar las pesquisas

por Tu otro diario /


El presunto caso de abuso sexual en Gran Hermano Revolution que el pasado sábado llevó a los responsables de Mediaset a expulsar de la casa a José María López no será investigado. Así lo ha confirmado la Guardia Civil a La Vanguardia tras aclarar que Carlota Prado no ha presentado ninguna denuncia. “Si la presunta víctima no quiere denunciar no se puede continuar con la investigación”. 

Gran Hermano Telecinco

José María López y Carlota Prado en la casa de Gran Hermano. (Telecinco)

En un comunicado divulgado ayer en la cuenta oficial de Gran Hermano en Twitter los responsables del programa aclaraban que “es falso que se hayan entregado o mostrado imágenes a la Guardia Civil”. Si bien en su primera explicación oficial divulgada el lunes la cadena dijo que había puesto los hechos “en conocimiento de la Guardia Civil”, lo cierto es los agentes no pueden recoger las grabaciones en ausencia de denuncia. 

RELACIONADO: Mediaset denunció el caso en la Guardia Civil

Tras lo ocurrido el sábado Carlota fue también invitada a dejar la casa temporalmente “siguiendo las directrices del equipo de psicólogos”. No obstante, podrá regresar al concurso cundo lo considere oportuno. “La puerta está abierta para ella, de manera que el jueves podría reincorporarse al concurso”, aclararon.

Tanto Carlota Pérez como su entorno han guardado de momento silencio. Quien sí ha dado su versión has sido José María, en un comunicado oficial divulgado por su club de fans. “No llega a entender” lo que vio el Director de Contenidos en las imágenes. “A José María lo sacaron de la casa sobre las cinco de la tarde del día 4 de noviembre y le mantuvieron en una habitación hasta las doce de la noche del mismo día (7 horas) acusándolo e intimidándolo y entre otras cosas parece ser que le mostraron las imágenes”. En este sentido el comunicado aclara que “es cierto que los dos habían bebido”, pero “en ningún caso se puede apreciar los que nunca ha existido y que han calificado como ‘abuso sexual’”. En este sentido acusa al programa de “un nuevo intento de conseguir mayor audiencia (…) sin importarles el daño que puedieran ocasionar”.