La joven agredida en Irún despierta del coma y se busca a su atacante

Los investigadores no descartan que pueda tratase de un caso de violencia machista y esperan a que la joven se recupere para que pueda portar más información

por Agencias, Tu Otro Diario /


La Etzaintza busca al atacante de la mujer de 24 años que apareció este martes maniatada, amordazada y en coma en un talud en irún (Guipúzcoa). La consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, ha asegurado que la no se descarta que sea un caso de violencia machista,  aunque mantiene abiertas todas las líneas de investigación.

Europa Press

Imagen de archivo de dos agentes de la Ertzaintza. (Europa Press / Gobierno Vasco)

La joven, que ingresó en la UCI del Hospital de Donostia, ha despertado esta mañana del coma en el que se encontraba y ya se encuentra fuera de peligro, pero los investigaodres no le han tomado declaración a la espera de "que se recupere y pueda aportar información". "No se descarta ninguna de las líneas de investigación. Hay que esperar las informaciones que aporte ella, y los datos que se puedan conseguir a partir de posibles testigos o incluso de imágenes grabadas", ha apuntado, para precisar que, de momento, no hay informaciones nuevas sobre el caso. Tampoco se ha aclarado si la joven recuerda algo de cuanto sucedió. 

De momento, la Policía vasca revisa imágenes de las cámaras de seguridad de la zona en la que apareció y busca posibles testigos. Según El Correo, agentes se personaron ayer en al zona con una foto de la joven para preguntar a los vecinos. Todos ellos se mostraban consternados y describen la zona como "muy oscura y sin vigilancia".

RELACIONADO: Más información sobre sucesos

La joven fue localizada a las 10.30 horas del pasado 31 de octubre, maniatada de pies y manos y amordazada con cinta americana, entre unos matorrales, en un talud de la carretera GI-636, en la variante de Irun. Un ciclista la descubrió y avisó a los servicios de emergencia.

Es vecina del municipio guipuzcoano, trabajadora social y vive con su hermana cerca del lugar en el que fue abandonada, en las inmediaciones del Parque Mendibil. Debido a la zona de difícil acceso en la que se la localizó, efectivos de Bomberos tuvieron que rescatarla y una ambulancia medicalizada la trasladó al centro hospitalario.

Cientos de vecinos de la localidad se concentraron este miércoles en repulsa de los hechos, y su alcalde, José Antonio Santano, que lamentó profundamente los hechos, insistió en que se trata de un caso "aislado".