El embarazoso momento de Macron a causa de su perro Nemo en plena reunión gubernamental

El presidente de Francia se encontraba reunido con dos ministros y con el secretario de Estado de Cohesión Territorial en el Palacio del Elíseo cuando Nemo entró en acción

por Tu otro diario /


A Nemo, el perro del presidente de Francia, Emmanuel Macron, le debió de parecer demasiado aburrido el orden del día de su dueño, que se encontraba en una reunión sobre inversiones con dos de sus ministros – la de Ecología, Brune Poirson, y el de Economía y Finanzas, Benjamin Griveaux-  y con el secretario de Estado de Cohesión Territorial, Julien Denormandie, así que convirtió la monótona charla en un encuentro de lo más original (y embarazoso).

“El perro está haciendo algo bastante excepcional", comentó, de repente, Macron a Poirson, que exponía sus propuestas en ese momento. Nemo provocó la carcajada de todos los asistentes a la reunión. Poirson, sin parar de reír y sorprendida, comentó que se "estaba preguntando qué era ese ruido". ¡Dale al 'play' para descubrirlo!

RELACIONADO: Así dieron los Macron a Nemo la bienvenida a su familia