Así fueron las angustiosas 48 horas del secuestro de Miguel Ángel Blanco que cambiaron para siempre España

Los españoles vivieron cada segundo casi en directo hasta que ETA materializó su cruel amenaza

por Tu otro diario /


El asesinato de Miguel Ángel Blanco por parte de la banda terrorista ETA marcó un antes y un después en la historia de la banda y, sobre todo, en la de los españoles que por fin se rebelaron contra el terror echándose masivamente a la calle. 

Getty

Las manos blancas se convirtieron en aquellos días en un símbolo del rechazo a la violencia de ETA y el secuestro de Miguel Ángel Blanco. (Getty Images)

Así fueron las agónicas 48 horas en que España sufrió un macabro chantaje que terminó de la peor manera, si bien, sembró un rechazo social sin precedentes cristalizado en el llamado ‘espíritu de Ermua’ y, para muchos expertos, fue el principio del fin de ETA. 

10 DE JULIO DE 1997:

14.00: Miguel Ángel Blanco, entonces un desconocido y joven diputado del Partido Popular, sin escolta, come con sus padres sin sospechar que sería la última ocasión en la que estarían juntos. 

15:20: Coge el tren con destino a Eibar, donde trabajaba en una empresa de consultoría.

15:30: Conocedores de sus constumbres en Eibar le estaban esperando ya los etarras Irantzu Gallastegi Sodupe, Amaya y Nora, quienes le llevaron a un vehículo aparcado en uan calle contigua. 

16:00: Los compañeros de trabajo de Miguel Ángel Blanco están preocupados. Blanco era un joven muy puntual. Además tenía una cita con un cliente y no se presentó.

16:00: Una llamada al Ministerio del Interior atendida por la secretaria del entonces ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, ya hace temer lo peor. “Hijos de puta, lo de Ortega Lara lo vais a pagar. ¡Gora Euskadi Askatasuna!”. El funcionario de prisiones había sido liberado apenas unos días antes tras 532 días de secuestro. 

17.30: La banda terrorista ETA hace público un comunicado en el que anuncia el secuestro y sus condiciones: da 48 horas para que todos los presos sean acercados al País Vasco o dará muerte al concejal.

RELACIONADO: Las conmovedoras palabras de Marimar Blanco en el 20 aniversario de su asesinato

18.00: Se pone en marcha un dispositivo para dar con Miguel Ángel Blanco. La noticia se extiende por toda España y en las radios y redacciones se vuelcan en ofrecer datos por si algún vecino ha visto algo o tiene algún indicio. 

20.00: Los vecinos de Ermua se echaron a  la calle para pedir la liberación de su concejal en un movimiento ciudadano que no tenía precedentes. ETA mató a 76 personas más tras Miguel Ángel Blanco, pero nunca volvió a realizar un secuestro. 

Miguel Ángel Blanco (EFE/Archivo).

Miguel Ángel Blanco (EFE/Archivo).

11 DE JULIO DE 1997:

12:00: El entonces lehendakari, José Antonio Ardanza, convoca la Mesa de Ajuria Enea para analizar la situación en medio de una gran tensión. 

13.00: se producen concentraciones silenciosas en todos los ayuntamientos de España. Comienzan también a extenderse los símbolos de las manos en alto pintadas de blanco y los lazos azules. Se confía en que la presión pueda hacer a ETA recapacitar, si bien ya hubo dos casos anteriores en los que la banda no tuvo piedad: con José María Ryan, ingeniero de la central nuclear de Lemoniz, en 1981 y con Alberto Martín Barrios, capitán de Farmacia, en 1983. Con los dos también se dio un plazo de 48 horas. 

20.00: Manifestaciones masivas en toda España. Marimar Blanco hace una emotiva intervención en Ermua marcada por la esperanza e invita a los españoles a encender velas a la media noche. 

RELACIONADO: Rajoy preside el emotivo homenaje del PP

00.00: España y sus plazas se llenan de velas encendidas en respuesta al llamamiento de Marimar Blanco y para pedir la liberación del concejal. Miles de personas pasan la noche en vela en medio de un silencio sobrecogedor. 

12 DE JULIO DE 1997:

12.00: Se vive en Bilbao una manifestación histórica. La más numerosa en la historia de la capital vizcaína y con la presencia de todas las fuerzas políticas salvo los abertzales. También está la familia de Miguel Ángel Blanco. Marimar Blanco vuelve a dirigirse a los manifestantes. “Te esperamos, Miguel”.

16:40: ETA cumple con amenaza. Dos personas encuentran agonizando al edil, que ha recibido dos disparos en la cabeza, en Lasarte. Es trasladado al hospital Nuestra Señora de Aranzazu, de San Sebastián en estado de extrema gravedad. Marimar Blanco cuenta que, de camino al hospital, la familia aún albergaba la esperanza de que sobreviviera.

19:00: En Ermua y ciudades de toda España se realizan manifestaciones marcadas por la rabia y el dolor. La Ertzaintza tiene que intervenir para proteger a la izquierda abertzale de la furia de algunos grupos de manifestantes, que se lanzan contra las herrikotabernas. 

El cuerpo de Miguel Ángel Blanco llegó a Ermua el 13 de julio, una vez certificada su muerte, recibido por los aplausos y las lágrimas de sus vecinos. Allí fue instalada una capilla ardiente por la que pasaron todas las personalidades políticas y muchos vecinos que acompañaban a la familia en su inmenso dolor.

RELACIONADO: Más de 70 actos conmemoran el aniversario de su asesinato

El 14 de julio a las 20.00 se celebraron en toda España multitudinarias manifestaciones en repulsa a la banda y su cruel a acción. Ya nada volvió a ser como antes. ETA encontró enfrente a una sociedad unida en el rechazo a la violencia y comenzó así el todavía largo camino hasta su desaparición.