El Estado Islámico pierde su dominio sobre el casco antiguo de Mosul

Además, el grupo terrorista ha perdido el ochenta por ciento de sus líneas defensivas, por lo que la victoria final solo es cuestión de tiempo

por EFE /


Las Fuerzas de seguridad iraquíes han anunciado hoy el control de dos tercios del casco antiguo de la ciudad de Mosul, el último reducto de los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) en la ciudad, su principal bastión en Irak durante los últimos tres años.

El comandante de las Fuerzas Antiterroristas, Maan al Saadi, dijo que sus tropas se han hecho con el sesenta por ciento de la calle al Faruq y que mataron a más de diecisiete terroristas, entre ellos cuatro extremistas suicidas.

En enero pasado las fuerzas iraquíes tomaron el control por completo de la parte oriental de la urbe (Getty Images).

En enero pasado las fuerzas iraquíes tomaron el control por completo de la parte oriental de la urbe (Getty Images).

Las fuerzas están avanzando hacia el sur para recuperar toda la calle de al Faruq, ubicada en el centro del casco antiguo, atravesado por varias arterias que rodean populosas áreas de calles estrechas e intrincadas.

Por su parte, el comandante de la Policía Federal, Raid Shaker Yaudat, apuntó que el grupo terrorista ha perdido el ochenta por ciento de sus líneas defensivas, por lo que -según adelantó- el anuncio de la victoria final es únicamente una cuestión de tiempo.

Las unidades de la Policía Federal están ahora muy cerca del distrito de Al Saryajana, uno de los últimos fortines del EI en el casco antiguo.

El comandante de la División XVI del Ejército, Yabar al Darayi, dijo a Efe que sus hombres lograron controlar el noventa por ciento de la zona de Al Moshahada, situado en el caso antiguo.

El oficial apuntó que en la jornada de hoy habían logrado evacuar a 500 familias de esta zona, así como de Al Sheij Fathi, también en el centro histórico.

Además, aclaró que las tropas del Ejército mataron a más de trece miembros armados del EI, entre ellos tres suicidas que intentaron atacar a las familias desplazadas.

Mientas la batalla por liberar el centro histórico de Mosul, que arrancó el 18 de junio, no cesa, se han registrado choques en otras partes de la ciudad.

Las fuerzas iraquíes mataron a siete combatientes del EI y detuvieron a otros cuatro en dos barrios liberados del oeste de Mosul, después de que estos atacaran posiciones gubernamentales, informó a Efe el comandante de las Fuerzas Antiterroristas, Abdelwahab al Saadi.

La fuente explicó que "algunas células durmientes tuvieron como objetivo las fuerzas del Ejército que se encuentran en los barrios de Al Tank y Al Yarmuk".

Por su parte, la agencia Amaq, vinculada al grupo terrorista, informó en un comunicado publicado en la red social Telegram, cuya autenticidad pudo ser comprobada, que "los combatientes del EI tomaron el control de Al Tank por completo después de un amplio ataque".

En otro comunicado afirmó que los extremistas "irrumpieron en el barrio al Yarmuk en el oeste de Mosul".

Dichos comunicados fueron seguidos por varios en los que los yihadistas sostienen haber atacado posiciones de las fuerzas iraquíes en los barrios de Al Moshahada y Bab al Tub (situados en el casco antiguo), así como Al Shefaa, tras un supuesto "gran colapso de las unidades de las fuerzas iraquíes en el oeste de Mosul".

La ofensiva contra el EI en Mosul, capital de la provincia de Nínive (norte) y la ciudad más poblada que el EI ha logrado controlar, se prolonga desde el pasado octubre.

En enero pasado las fuerzas iraquíes tomaron el control por completo de la parte oriental de la urbe, dividida en dos por el río Tigris y un mes después lanzaron su ofensiva contra el oeste de la ciudad.