No quedan apenas suicidas del Estado Islámico en Mosul

Un comandante de las fuerzas militares de Irak asegura que el grupo extremista ha ido perdiendo fuerza en la mayor parte de los barrios

por EFE /


El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha perdido a casi todos sus hombres suicidas en el oeste de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, informó hoy una fuente militar.

El EI "ha perdido ya el 80 por ciento de sus elementos suicidas", aseguró en un comunicado el comandante de la Policía Federal, general Raid Shaker Yaudat, que lucha para expulsar a los yihadistas de la urbe, que fue el feudo principal para el grupo terrorista en Irak.

Tras meses de combates, las tropas expulsaron a los terroristas de la parte oriental de la ciudad de Mosul (EFE).

Tras meses de combates, las tropas expulsaron a los terroristas de la parte oriental de la ciudad de Mosul (EFE).

El comandante aseguró que mataron a más de 37 terroristas del EI en el barrio de Al Zanyili, ubicado en la mitad oeste de la ciudad, e incautaron decenas de coches comba, así como abrieron corredores seguros para que los civiles puedan escapar.

Según informó a Efe el líder de la Brigada IX del Ejército, Qasem Nizal, sus hombres liberaron un complejo hospitalario en el barrio de Al Shefaa, en el oeste de una ciudad que queda dividida en dos por el río Tigris.

Por otro lado, un comandante de las Fuerzas Antiterroristas, el general Maan al Saadi, aseguró a Efe que sus unidades han recuperado más del 95 por ciento del distrito de Al Saha I (oeste), y se acercan así al casco viejo, donde tiene lugar la batalla más compleja para las fuerzas iraquíes por la estrechez de sus calles y la afluencia de civiles.

Al Saadi afirmó que en dicho distrito abatieron a más de 50 combatientes del EI.

Las fuerzas gubernamentales se enfrentan al grupo extremista desde el pasado mes de febrero en la parte occidental de Mosul, donde los yihadistas han perdido la mayor parte de los barrios.

Mientras, las tropas expulsaron a los terroristas de la parte oriental de la urbe a finales de enero pasado, tras unos tres meses de combates.