1. home
  2. /Noticias

¿Qué es la meningitis? Te explicamos las causas, el origen y los síntomas de esta enfermedad

Solo puede transmitirse de persona a persona y, en gran parte de los casos, los portadores de las bacterias que la originan son individuos sanos que la contagian a terceros

3 Minutos de lectura
meningitis

Los síntomas de la meningitis aparecen entre los dos y diez días posteriores al contagio.

© GTres

En las últimas semanas la aparición de tres casos de meningitis en niños en Cataluña, dos de ellos con desenlace mortal, ha hecho saltar todas las alarmas. La Agencia de Salud Pública de Cataluña (Aspcat) ha hecho un llamamiento a la calma asegurando que los casos “no tienen relación” entre ellos ni se trata de un brote epidémico.

De los dos casos de menores que murieron de forma fulminante, Salud Pública ha determinado que la niña de Manresa (Barcelona) tenía el serogrupo bacteriano C y no constaba que estuviera vacunada -este tipo está incluido en el calendario vacunal público, a diferencia de la meningitis B-, y sobre el menor de Girona “no ha sido posible determinar el tipo de microorganismo”.

La meningitis es una enfermedad infecciosa y muy contagiosa, según señalan desde la ONG Médicos sin Fronteras, provocada por la bacteria ‘Neisseria meningitidis’, que da lugar a la inflamación de las meninges, unas membranas de tejido conectivo que cubren todo el sistema nervioso central.

Se trata de una enfermedad que solo puede transmitirse de persona a persona, a través de gotas de saliva. Aunque cualquiera puede resultar infectado, los más vulnerables son los bebés y los niños hasta los 5 años. En muchas ocasiones, los portadores de las bacterias que la originan son individuos sanos que la contagian a terceros.

Dentro de lo que conocemos como ‘meningitis’, es preciso distinguir dos tipos. Por un lado, las meningitis víricas, que son menos graves -en la mayoría de los casos no requieren tratamiento- y no suelen dejar secuelas.

Por otro, las meningitis bacterianas. Estas son más graves, llegando incluso a requerir la hospitalización del paciente y pudiendo causar su muerte. Aquí hablamos de meningococo B –el más frecuente en España-, meningococo C, neumococo y haeemophilus b.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que, en las últimas dos décadas, unas 100.000 personas han fallecido por culpa de dicha enfermedad y se han detectado alrededor de un millón de casos de esta en todo el mundo.

¿CÓMO SABER SI TIENES MENINGITIS?

Los síntomas de esta enfermedad aparecen entre los dos y diez días posteriores al contagio. Estos dependen del enfermo, pero en su mayoría destacan:

  • Dolor de cabeza intenso
  • Rigidez en el cuello
  • Náuseas y/o vómitos
  • Fiebre
  • Somnolencia

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

Diagnosticar la meningitis suele resultar difícil, pues presenta unos síntomas muy similares a los de un catarro o una gripe y puede confundirse. No obstante, requiere de un diagnóstico rápido porque la progresión de esta enfermedad avanza a gran velocidad.

Para ello, se realiza un examen de una muestra de líquido cefalorraquídeo, el cual se obtiene mediante una punción en la médula. Además de análisis de sangre y pruebas de imágenes.

Tras el diagnostico llega el tratamiento, siendo este incuestionable y urgente, ya que la muerte puede llegar pocas horas después de detectarse los síntomas. Sin un tratamiento adecuado, el enfermo se enfrenta a un 50% de posibilidades de fallecer.

Al ser una enfermedad de urgencia médica, el tratamiento consiste en antibióticos específicos, como la ceftriaxona, que penetran en el líquido cefalorraquídeo. Asimismo, es preciso llevar una buena alimentación y estar pendiente de la hidratación del paciente.

Sin embargo, el tratamiento no asegura la curación. Incluso siguiendo las pautas recomendadas, entre el 5 y el 10% de los afectados fallece antes de dos días, y uno de cada cinco supervivientes puede sufrir secuelas, tales como pérdidas de oído o problemas de aprendizaje.

En España, las vacunas que protegen contra las otras tres principales bacterias que pueden ocasionar meningitis –el HiB, el meningococoC y el neumococo-, están incluidas en el calendario vacunal gratuito. Sin embargo, la meningitis B es una excepción y la inyección que la previene no se incluye en el documento.

Esto ha llevado a las autoridades sanitarias españolas a formular una petición que demanda la inclusión de la vacuna contra este tipo de meningitis en el calendario vacunal gratuito siguiendo el ejemplo de Reino Unido (2015) e Irlanda (2016) y completando, de esa forma, la protección vacunal gratuita contra los principales tipos de meningitis en España.