Las elecciones en Holanda, marcadas por el populismo y la extrema derecha

Los holandeses escogerán hoy a su primer ministro entre los 13 candidatos presentados. Las últimas encuestas estiman un empate entre el ultraconservador Geert Wilders y el actual líder Mark Rutte

por EFE /


Los colegios electorales en Holanda abrieron hoy sus puertas a las 07.30 hora local (06.30 GMT) para dar inicio a unas decisivas elecciones parlamentarias en las que 12,6 millones de ciudadanos elegirán a su futuro gobierno.

Los más de 10.000 centros de votación en todo el país permanecerán abiertos hasta las 21.00 hora local (20.00 GMT), cuando se empezará a hacer un recuento definitivo.

El candidato del partido de ultraderecha Freedom Party Geert Wilders (EFE).

El candidato del partido de ultraderecha Freedom Party Geert Wilders (EFE).

Se espera que a lo largo del día se vayan conociendo sondeos a pie de urna, y en torno a media hora después del cierre de los colegios, habrá un anuncio de resultados provisionales.

El miedo a una posible influencia de los comicios por parte de los informáticos rusos ha obligado al Gobierno holandés a evitar los ordenadores conectados a la Red y llevar a cabo un recuento manual de los votos.

Esto retrasará el anuncio de los resultados definitivos en comparación con anteriores citas electorales, pero aun así se da por hecho que se anunciarán durante el día de hoy.

En estos comicios participan 28 partidos políticos de diferentes ideologías, aunque solo los primeros 13 obtendrán un importante número de votos.

El Partido de la Libertad (PVV), del ultraderechista Geert Wilders, junto al Partido Democrático de la Libertad y Democracia (VVD), del primer ministro Mark Rutte, concurren a estas elecciones como los grupos más grandes según las encuestas de intención de voto.

Por detrás están Demócratas 66, los verdes de GroenLinks, los laboristas del PvdA o Llamada Democristiana (CDA).

La naturaleza del sistema electoral holandés, de distrito único y listas abiertas, suele exigir la formación de una coalición de gobierno entre diferentes partidos y es poco habitual que el ganador de los comicios obtenga los votos suficientes para gobernar solo.

El Parlamento holandés tiene 150 diputados y, para gobernar, se requiere un mínimo de 76 escaños.

EL CANDIDATO DE EXTREMA DERECHA

El ultraderechista Geert Wilders aseguró ayer que el profeta Mahoma es "un Señor de la guerra y un pedófilo", en el debate de cierre de la campaña electoral que acogió el edificio del Parlamento y en el que participaron los líderes de los trece partidos más importantes de Holanda.

"El islam representa la mayor amenaza para los Países Bajos. Nuestro futuro está en juego", dijo Wilders, protagonista de este encuentro que duró más de una hora y que se dividió en debates cortos a dos para los grandes partidos y a tres para los más pequeños.

El populista dijo tener "temores de que el imperio de la ley desaparezca si se da espacio al islam".