Buscan a un sospechoso que podría tener 'claves' sobre la desaparición de Madeleine McCann

Se trata de un trabajador portugués del resort del Algarve donde desapareció la niña hace casi 10 años, un caso que conmocionó al mundo entero

por Tu otro diario /


La policía está buscando a un antiguo trabajador del complejo Ocean Club, en Praia da Luz (Portugal), como sospechoso de estar involucrado de uno u otro modo en la desaparición de Madeleine McCann, la niña de tres años que dormía en la habitación de sus padres y de la que no se sabe nada desde 2007.

Sus padres, sosteniendo un retrato con el aspecto que tendría su hija en 2012, con 8 años (Getty Images)

Sus padres, sosteniendo un retrato con el aspecto que tendría su hija en 2012, con 8 años (Getty Images)

Se trata de un hombre portugués que habla algo de inglés, según han contado fuentes policiales al Daily Mirror, y los investigadores creen que podría "guardar secretos" sobre el misterioso caso que conmocionó al mundo hace casi 10 años.

Estas fuentes señalan que en los momentos iniciales tras la investigación este hombre ya fue interrogado, pero parece que nuevas pistas hacen dudar de su versión inicial y apuntan a que podría saber más de lo que dijo.

FOTOGALERÍA: Una misteriosa desaparición que conmocionó al mundo entero

Aunque no están convencidos de que fuera él quien se llevó a la niña de la habitación de sus padres, podría convencer a las personas que sí estuvieron involucradas en el secuestro de la pequeña.

Otra fuente dijo al Daily Mail: "Solo hay una persona con la que los detectives quieren hablar, que estaba cerca del área donde Madeleine desapareció. Se ha llevado a cabo una búsqueda internacional para encontrarlo".

RELACIONADO: La madre de Madeleine McCann participará en Britain's Got Talent con un coro de familias de desaparecidos

La prensa portuguesa informó ayer de que la policía "tiene pistas que señalan a un nuevo sospechoso".

Este nuevo impulso a la investigación coincide con el compromiso que los padres de Madeleine han recibido de las autoridades británicas de no cerrar el caso de su hija y extender las investigaciones al menos hasta el próximo mes de septiembre.

La investigación recibirá además una inyección de cerca de 100.000 euros para ayudar en la búsqueda de la niña.

RELACIONADO: Desvelado el enigma de la chica de Roma que confundieron con Madeleine McCann

Kate y Gerry McCann han manifestado que están "muy agradecidos" por el continuo apoyo de Scotland Yard en medio de los temores de que la controvertida investigación de la desaparición de su hija, en la que se han invertido hasta ahora más de 12 millones y medio de euros, estuviera próxima a ser archivada.

Un amigo cercano de los madres de Maddie aseguró que ellos "nunca han perdido la esperanza de saber lo que le pasó a Madeleine y siguen creyendo que podría estar viva".