La crisis diplomática entre Holanda y Turquía no muestra signos de mejora

El Gobierno holandés se niega a entrar en ataques verbales contra Turquía pese a las amenazas de los turcos

por EFE, Tu Otro Diario /


El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, se ha mostrado favorable a reducir las tensiones con Turquía, aunque insiste en que su país responderá con "las medidas adecuadas" si Ankara insiste en aumentar un enfrentamiento diplomática que no muestra signos de mejora.

Ministra de Familia de Turquía

La ministra turca de Familia y Asuntos Sociales, Fatma Betül Sayan Kaya, a su llegada a Estambul, tras ser expulsada de Holanda (EFE)

 

Mientras que el primer ministro holandés pidió "relajar la tensión diplomática", el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que "ni con una disculpa bastará" y anunció "contramedidas extremas" a lo que consideran un socavo de la inmunidad diplomática de sus ministros.

RELACIONADO: Turquía invita al embajador holandés a que no vuelva durante un tiempo

El primer ministro defendió que Holanda "tenía todo el derecho del mundo a expulsar" a la ministra turca de Familia, Fatma Betül Sayan Kaya, deportada y escoltada la pasada madrugada hasta la frontera con Alemania, tras entrar en territorio holandés en contra de las advertencias del Ejecutivo de Rutte.

Sin embargo, el jefe del Gobierno holandés se negó a entrar en los ataques verbales contra Turquía e hizo hincapié en que Holanda "debe ser parte sensible" en todo este conflicto diplomático. "No vamos a ceder a los chantajes. Anoche hablé ocho veces por teléfono con mi homólogo turco para busca una solución dialogada. Fue imposible", agregó.

Mientras, los políticos turcos no comparten la misma opinión y volvieron a anunciar "represalias" contra el país europeo por su negativa a permitir que dos ministros de Ankara celebraran un mitin en Rotterdam.

Ambos querían hablar con la comunidad turca local sobre el referéndum constitucional del próximo 16 de abril, impulsado por Ankara y que busca dar el poder ejecutivo al presidente, el islamista Erdogan .

El ministro de Asuntos Europeos de Turquía, Ömer Çelik, insistió hoy en que la actuación de las autoridades holandesas es "exactamente fascismo", los mismos calificativos utilizados ayer por Erdogan, que calificó de "nazi" al Gobierno de La Haya, a lo que el primer ministro contestó y reiteró que "bajo ese tipo de chantaje Holanda no es capaz de negociar" porque también es "un país con orgullo".

Las autoridades holandesas impidieron ayer el aterrizaje en Rotterdam del avión que llevaba al ministro turco de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, y por ello, la ministra Sayan Kaya intentó seguir adelante con los planes de campaña accediendo por tierra, desde Alemania, junto con una delegación diplomática.

Este conflicto irrumpe en plena campaña electoral en Holanda, obligando a Rutte, que busca la reelección en los comicios del próximo 15 de marzo, a mostrar una postura firme hacia Turquía, mientras el islamófobo Geert Wilders saca tajada de la crisis diplomática con los turcos.