Turquía invita al embajador holandés a que no vuelva durante un tiempo

La medida responde a la decisión del Gobierno de Holanda de no permitir al ministro de Exteriores turco viajar a Rotterdam para participar en un mitin sobre el referéndum convocado por Ankara con la comunidad turca residente en ese país

por EFE /


Las autoridades turcas han trasladado a Holanda su deseo de que el embajador neerlandés en Ankara, por ahora fuera del país, no regrese "en un tiempo" a retomar su actividad, según ha informado el ministerio de Exteriores de Turquía.

turquia

Holanda y Turquía se encuentran inmersas en una crisis diplomática (EFE)

 

"En protesta contra esta decisión del Gobierno holandés hemos citado hoy a nuestro Ministerio al encargado de negocios de la embajada holandesa en Ankara. Se le ha hecho saber que no deseamos que el embajador holandés, actualmente de vacaciones, regrese a su puesto durante un tiempo", indica el comunicado de Exteriores.

RELACIONADO: Crece la tensión entre ambos países tras la decisión de las autoridades holandesas

Las autoridades holandesas también habían impedido a la ministra turca de Familia y Asuntos Sociales, Fatma Betül Sayan Kaya, acceder al consulado de su país en Rotterdam.

El comunicado turco recuerda los "405 años de relaciones ininterrumpidas de amistad y alianza" entre los dos países, y atribuye "enteramente" a Holanda "la responsabilidad y la vergüenza" de la actual tensión.

Çavusoglu, ministro de Exteriores turco, mantiene el mitin convocado para mañana en la ciudad francesa de Metz (noreste del país), al no suponer una amenaza para el orden público, según las autoridades galas.

Esta no es la primera vez que Turquía es vetada por un país por hacer campaña a favor de la reforma constitucional. Hace una semana vivió un caso similar con Alemania.

Varios altos cargos turcos llevan intentando desde hace semanas celebrar mítines de apoyo a su referéndum de abril próximo entre la población turca residente en otros, aunque en la mayoría de los casos han sido cancelados por los mismos centros donde se iban a realizar o por las autoridades locales alegando motivos de seguridad.