Las tres grandes incógnitas que rodean la desaparición de Yéremi, que conmocionó a España hace 10 años

Tras nueve años de intensas investigaciones, el año pasado se dio con una pista que podría ser fundamental, pero quedan grandes preguntas en el aire

por Tu otro diario /


Antonio Ojeda, alias 'El Rubio', es el principal sospechoso del homicidio del pequeño, pero sobre el caso pesan tres grandes preguntas que aún están sin respuesta.

Se cumplen 10 años de la desaparición de Yéremi (Europa Press)

Se cumplen 10 años de la desaparición de Yéremi (Europa Press)

1. ¿Fue Antonio Ojeda el responsable de la desaparición de Yéremi?

La noticia saltó en junio de 2016: Un hombre que se hacía llamar 'Juan el Rubio' (aunque su verdadero nombre es Antonio Ojeda) podría ser el responsable de la desaparición y el homicidio de Yéremi Vargas, que desaparició el 10 de marzo de 2007.

Era vecino de la familia de Yéremi en el barrio de Vecindario y se le conoce por dedicarse a merodear y recoger chatarra. Además, el sospechoso es propietario del Renault 5 Oasis de color blanco que la Guardia Civil vincula con el responsable de la desaparición según citaron algunos testigos.

Sin embargo, él nunca ha confesado el crimen, pero ha alardeado de que "sabía cosas" sobre el caso.

2. ¿Dónde está el pequeño?

Si se confirma que fue 'Juan el Rubio' quien mató e hizo desaparecer a Yéremi Vargas, la gran pregunta sería qué hizo con el cuerpo del niño. La gran esperanza de la familia del pequeño es que el sospechoso se venga abajo y confiese dónde está, para poder cerrar este doloroso capítulo de sus vidas.

Antonio Ojeda (EFE)

Antonio Ojeda, principal sospechoso de la desaparición (EFE)

3. ¿Cómo ocurrieron los hechos?

Lo último que recuerda la madre de Yéremi es haber llamado a su hijo para que subiera a comer a casa. Luego, Yéremi se esfumó, pero nada se sabe sobre cómo fue raptado ni qué fue de él después.

Antonio Ojeda está condenado por abusar de otro niño y un preso con el que comparte prisión aseguró en diciembre de 2016 que le había confesado el crimen del pequeño. "Se me fue de las manos, echó a correr y tuve que desaparecerlo", habría dicho 'El Rubio' cuando su compañero le preguntó por Yéremi.

Yéremi Vargas desapareció el 10 de marzo de 2007 cuando jugaba con unos amigos en un descampado cercano a su domicilio en Vecindario (Gran Canaria), un caso que conmocionó a la sociedad española y del que hoy se cumplen 10 años.