Resuelto el misterio de la familia francesa desaparecida con un trágico desenlace que ha conmocionado al país

Un excuñado ha sido detenido y ha confesado haber asesinado a Pascal, Brigitte, Sébastien y Charlotte

por Tu otro diario /


La misteriosa desaparición de Pascal, Brigitte, Sébastien y Charlotte Troadec, ha resultado ser fruto de un cruento asesinato por parte de un familiar. Se trata de un excuñado del padre de la familia que, según ha confirmado el fiscal de Nantes y recogen medios franceses, ya ha confesado el crimen. 

El autor confeso fue detenido este domingo por la tarde en Brest, al noroeste del país, junto con la hermana de Pascal, fruto de las pesquisas de los investigadores franceses, quienes albergaban ya pocas esperanzas de encontrar a la familia con vida tras haber hallado abundantes restos de sangre en su casa. 

Getty Images

Los investigadores siguen buscando los cuerpos de la familia desaparecida. (Getty Images)

El móvil del asesinato aún no ha sido confirmado por las autoridades, si bien el fiscal de Nantes admitía que el "drama familiar" era una hipótesis plausible. Medios franceses apuntan a las rencillas familiares a cuenta de una herencia. 

RELACIONADO: Todo por un tesoro: La escalofriante confesión del asesino

Según publican Le Parisien o Le Monde, Pascal habría encontrado entre las pertenencias de su padre fallecido hace seis años unos lingotes y monedas de oro. Un hallazgo que no compartió con su hermana y que ésta no descubrió hasta pasado un tiempo. La familia Troadec comenzó a llevar un tren de vida más elevado del habitual y la hermana sospechó. Pero Pascal no quiso compartir la herencia y se produjo un duro enfrentamiento entre las partes. 

RELACIONADO: La misteriosa desaparición de una familia entera que mantiene en vilo a Francia
 

La detención del excuñado, el exmarido de la hermana de Pascal, se precipitó cuando los investigadores hallaron restos de su ADN tanto en el domicilio familiar como en el vehículo del hijo, Sébastien, hallado días después de su desaparición en Saint Nazaire. 

El autor confeso habría admitido el cuádruple crimen durante los interrogatorios, si bien en un primer momento aseguró que no tenía relación con la familia. La hermana de Pascal, sin embargo, ha negado cualquier implicación. Tampoco se ha encontrado ADN suyo en la escena del crimen. 

La desaparición de la familia Troadec ha mantenido en vilo a la sociedad francesa desde que se hiciera pública el pasado día 23. Los cuatro miembros de la familia habían desaparecido sin dejar rastro, dejando la nevera llena de comida y la ropa tendida. 

Aún se ignora cómo pudo el excuñado cometer el crimen y sacarlos de la casa sin que los vecinos vieran ni notaran nada extraño. También se siguen buscando los cuerpos y el supuesto tesoro familiar.