Google capitanea la resistencia de las grandes empresas de Estados Unidos frente a Trump

La compañía, que tiene 187 empleados afectados por la polémica medida de Trump, ha creado un fondo de cuatro millones de dólares para apoyar a organizaciones de inmigrantes

por Europa Press, Tu Otro Diario /


La decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de vetar la entrada al país de inmigrantes procedentes de siete países de mayoría musulmana ha uesto en pie de guerra a grandes empresas estadounidenses.

La primera de ellas, Google, que ha visto afectada de lleno. El gigante tecnológico tiene 187 trabajadores afectados, según publicó este fin de semana el diario Wall Street Journal, y está enfurecido con a decisión.

Su presidente, Sundar Pichai, envió este domingo un correo a su plantilla en el que además de mostrarse en desacuerdo con la medida ofrecía su ayuda.

Gtres

En Google hay al menos 187 trabajdores afectados por el veto de Trump. (Gtres)

"Si estáis fuera y necesitáis ayuda, por favor, poneos en contacto con nuestro equipo de seguridad global", decía.

Google ha anunciado ahora además la creación de un fondo de cuatro millones de dólares, que la compañía donará entre cuatro organizaciones estadounidenses comprometidas con los derechos de los inmigrantes.

El fondo se compone de dos millones de dólares aportados por la compañía y otros dos millones procedentes de las donaciones de sus empleados, según ha explicado USA Today. A este fondo, se unen las aportaciones particulares de varios ejecutivos de Google, cuyos nombres no han trascendido.

RELACIONADO: Trump defiende su veto pese a las protestas y el revés judicial

El fondo ayudará a financiar cuatro organizaciones que luchan por los derechos de las personas inmigrantes: la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), el Immigrant Legal Resource Center, el Comité Internacional de Rescate (IRC) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR/UNHCR).

LAS COMPAÑÍAS TECNOLÓGICAS CONTRA TRUMP

Pichai, no obstante, no es el único responsable de una compañía tecnológica que ha mostrado su oposición a la orden ejecutiva firmada por Trump; Apple, Microsoft, Netflix, Uber, Airbnb y Facebook son algunas de las que también han declarado su rechazo.

Muchas de estas compañías vivirán de primera mano la nueva medida adoptada por Trump, dado que parte de sus empleados son inmigrantes, incluso algunos proceden de los países incluidos en la orden ejecutiva.

RELACIONADO: La justicia suspende temporalmente las deportaciones por el veto de Trump

En este sentido, el presidente de Microsoft, Brad Smith, ha enviado una misiva a sus empleados para comunicarles que 76 de sus compañeros se verán afectados por la medida, por lo que la compañía les proveerá de asistencia y defensa legal. El correo ha sido compartido por Satya Nadella, CEO de Microsoft, quien también es originario de la India.

Mark Zuckerberg, por su parte, ha emitido un comunicado en el que recuerda el papel de la inmigración en la creación del país. "Mis bisabuelos vinieron de Alemania, Austria y Polonia. Los padres de Priscilla fueron refugiados de China y Vietnam. Estados Unidos es una nación de inmigrantes, y debemos estar orgullos de ello", declara.

RELACIONADO: La orden de Trump afectó a 375 pasajros en un solo día

El CEO de Apple, Tim Cook, ha asegurado que no apoyan la política y que la compañía prestará asistencia legal a aquellos empleados que se vean afectados. Igualmente, ha recordado la importancia de la inmigración, en el origen de Estados Unidos y de la propia Apple, siendo el mismo cofundador, Steve Jobs, hijo de inmigrantes sirios.

STARBUCKS CONTRATARÁ A 10.000 REFUGIADOS

Más allá de las tecnológicas, otras grandes empresas han mostrado también su disconformidad y han anunciado medidas para contrarestar a Trump. Es el caso de Starbucks. El presidente y consejero delegado de la compañía, Howard Schultz, ha anunciado que la cadena estadounidense de cafeterías contratará a 10.000 refugiados durante los próximos cinco años, en respuesta a la orden ejecutiva en materia de inmigración emitida el pasado viernes por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Cordon Press

La cadena de cafeterías contratará a refugiados en todos los países en lso que tiene presencia. (Cordon Press)

En una carta pública, Schultz ha precisado que Starbucks está desarrollando un plan para contratar a 10.000 de los 65 millones de refugiados reconocidos por las Naciones Unidas durante los próximos cinco años en los países donde tiene presencia.

"Puedo asegurar que nuestro equipo de 'Partner Resources' ha estado en contacto directo con los socios afectados por el veto migratorio y que estamos haciendo todo lo posible para apoyarles y guiarles en este periodo confuso", ha afirmado el máximo dirigente de Starbucks, que también ha reconocido sentirse "profundamente preocupado" por la decisión del nuevo presidente de Estados Unidos.

También ha sido muy claro Airbnb en su rechazo a las medidas de Trump y en sus medidas en favor de los afectados: su CEO, Brian Chesky, anunció en su cuenta de Twitter que ofrecen viviendas gratuitas para los afectados por el veto.

La empresa de mensajería instantánea, Viber, ha ofrecido por su parte llamadas gatuitas dede Estados Unidos a los países vetados,