Trump lanza su cruzada contra la globalización

El presidente de Estados Unidos ha roto el acuerdo comercial con Asia y quiere replantear los acuerdos comerciales con Canada y México

por Tu Otro Diario, Agencias /


Donald Trump ha comenzado su mandato con una apuesta decidida por el proteccionismo y en contra del legado de Obama. El presidente cumplió su promesa electoral y ha emprendido una cruzada contra la globalización económica que, supuestamente, debería redundar en benficio de los trabjadores estadounidenses.

Este lunes ha retirado a Estados Unidos del TPP, el acuerdo comercial con once países de Asia-Pacífico por el que tanto había apostado su predecesor y con el que se pretendía contrarrestar la influencia de China en la región.

Gtres

Donald Trump posa con líderes sindicales en el Despacho Oval. (Gtres)

“Lo que acabamos de hacer es una gran cosa para el trabajador americano” declaró tras efectuar la firma en el despacho oval.

RELACIONADO: Trump ya pone en marcha sus primeras medidas

No es el único tratado de libre comercio que el republicano quiere revisar. La administración Trump ya ha adelantado su intención de renegociar el NAFTA, el acuerdo de libre comercio con Canada y México, otra de sus promesas electorales. También este lunes firmó una orden ejecutiva para hacerlo posible.

Además, Trump se verá con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, el próximo 31 de enero. En la agenda, además del NAFTA, la polémica del muro y los aranceles que supuestamente Trump pretendía imponer a productos farbicados en México.

BAJADAS DE IMPUESTOS

Paralelamente, Trump ha anunciado una “bajada masiva de impuestos” tras una reunión con líderes empresariales.
El nuevo presidente ha informado de que bajará los impuestos hasta el 15% o 20% --frente al 35% actual-- y de que reducirá en un 75% la regulación del mercado.

Trump, que pretende mantener este tipo de reuniones con líderes empresariales con una periodicidad trimestral, ha precisado que la reducción de la carga impositiva afectará tanto a grandes compañías como a la clase media, al tiempo que ha reiterado que impondrá importantes aranceles a aquellos que fabriquen fuera de EEUU.