Alta tensión en el segundo debate electoral en Estados Unidos

Donald Trump ha amenazado con llevar a la cárcel a Hillary Clinton, que le ha afeado su forma de hablar sobre las mujeres en el polémico vídeo hecho público el viernes.

por Agencias /


El segundo debate entre los candidatos demócrata, Hillary Clinton, y republicano, Donald Trump, a la presidencia de EEUU comenzó con toda una declaración de intenciones por parte de ambos: ni se saludaron.

Durante el largo intercambio de acusaciones, la tensión se mantuvo en todo momento en un debate marcado por el vídeo que se hizo público el viernes en el que el magnate hablaba de forma despectiva de las mujeres.

Para contrarrestar, Trump dio una rueda de prensa horas antes del debate junto a varias mujeres que acusan de violación al expresidente y marido de la candidata demócrata, Bill Clinton, algo en lo que ella no entró.

Donald Trump y Hillary Clinton, durante el debate (EFE).

Donald Trump y Hillary Clinton, durante el debate (EFE).

El candidato republicano se refirió al escándalo del uso de su correo electrónico privado cuando Hillary Clinton era secretaria de Estado y dijo que si él estuviera al frente del país ella estaría "en la cárcel".

Trump atacó con dureza a Clinton por ese escándalo y amenazó con nombrar a un "fiscal especial" para investigar a la ex secretaria de Estado si llega a la Casa Blanca. "Ha habido muchas mentiras, mucho engaño, nunca ha habido nada como eso", enfatizó el magnate al respecto.

RELACIONADO: La polémica por las declaraciones de Trump ofensivas hacia las mujeres

Además, Trump urgió a Clinton a disculparse por haber "borrado 33.000 correos" de esa cuenta personal que utilizó como secretaria de Estado.

Clinton, por su parte, volvió a admitir que cometió un "error" al usar su correo electrónico y un servidor privado, y se declaró "muy comprometida" con tomar en serio el manejo de información clasificada.

En julio pasado, el director del FBI, James Comey, recomendó que la ex primera dama no fuera imputada por este escándalo, aunque calificó de "muy negligente" el uso que hizo la ahora candidata demócrata de sus comunicaciones.

El magnate ha quitado importancia a sus comentarios ofensivos contra las mujeres y se ha referido a ellos como "comentarios de vestuario", llegando a achacar a Clinton de usarlos como crítica dado el comportamiento de su esposo.

RELACIONADO: Hasta su esposa Melania le afeó los polémicos comentarios

"Trae a la palestra palabras que dije hace once años. Creo que es una lástima, y debería avergonzarse, para ser sincero", ha valorado Trump, según ha informado el diario estadounidense 'The New York Times'.

Por su parte, Clinton, que no ha hecho referencia a las acusaciones de Trump contra su esposo, ha resaltado que "mucho de lo que ha dicho (el candidato republicano) es mentira", criticando a su rival por no mostrar remordimientos por sus declaraciones.

"Nunca pide perdón a nadie por nada", ha apuntado, pasando a enumerar algunas de las múltiples polémicas en las que se ha visto envuelto Trump desde que anunció su candidatura a la Presidencia estadounidense.

"Sí, así es Donald Trump", ha dicho, en relación con los citados comentarios del magnate en el vídeo. "La cuestión que debe responder nuestro país es que así no somos nosotros", ha recalcado.