1. home
  2. /En la red

El impresionante reencuentro entre un gorila y su amiga humana en Cabárceno tras 11 años sin verse

El animal la reconoció enseguida y se mantuvo pegado al cristal durante largo tiempo para estar lo más cerca posible de la mujer

2 Minutos de lectura
Cabárceno

Moja fue trasladada al Parque Natural de Cabárceno en 2011 desde el zoo de Praga, donde conoció a su amiga humana, Lucie Tepnicková

© CordonPress

Según la ciencia,humanos y chimpancés tuvieron un ancestro común hace más de 13 millones de años. Por eso, no es de extrañar que los gorilas tengan entre un 97 y un 98% de ADN igual que el humano, siendo así la especie más cercana a nosotros tras el chimpancé y el bonobo. Por eso, muchos de ellos son altamente inteligentes y algunos tienen la capacidad de recordar e, incluso, de aprender signos simplicados.

BELGIUM-ANIMALS-ZOO
Los gorilas tienen al menos un 97 por ciento de ADN igual que el humano y tienen la capacidad de recordar ©GettyImages

La historia de Moja y Lucie Tepnicková es un ejemplo más de la extraordinaria capacidad de este animal para conectar con los humanos y recordarlos. Lucie, de 35 años, es una joven afincada en Praga que en 2004 conoció a Moja, una gorila hembra recién nacida en el zoo de Praga. En las distintas visitas de la chica, que por entonces tenía 17 años, a su peludo amigo ambos entablaron una gran conexión, jugaban a través del cristal y se hacían compañía mutuamente.

Siete años después, en 2011, Moja fue trasladada desde su zoológico de origen hasta el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, en Cantabria. Allí, se desarrollan investigaciones sobre la conservación de animales en peligro de extinción como el gorila, debido especialmente a la caza furtiva o los conflictos armados de los países donde habitan. En Cabárceno, Moja disfrutaría de la compañía de otros gorillas y de animales como las llamas, los osos, los leones marinos o los jarguar en un entorno de semilibertad muy privilegiado. La contrapartida es que dejó de ver a su ‘amiga’ Lucie.

Sin embargo, los kilómetros que separan Praga de Cantabria no han sido un impedimento para Lucie, que ha acudido a visitar a Moja a Cabárceno. En un precioso vídeo, hemos podido comprobar que la gorila, que ahora tiene 18 años, recordaba a su amiga, a la que se acercaba a través del cristal, como cuando era tan solo una cría. 

Lucie le enseña fotografías guardadas en su móvil y el animal las observa sin despegar su vista del cristal. La mujer habla a su compañera en todo momento como si de un viejo amigo humano se tratase y Moja parece escucharla con atención, mientras las dos pegan sus manos al cristal como si nada impidiera el contacto entre las viejas amigas.

Visito a Moja siempre que tengo tiempo y me emociona mucho que se acuerde de mí. Cuando nos encontramos, compartimos un largo rato juntas y le enseño alguna de las fotografías que hago”, cuenta Lucie. Ahora, Moja es una gorila adulta que ya ha tiene su propia hija, Duni, nacida en Cabárceno, y Lucie tampoco es la joven de 17 años que visitó el zoo de Praga por primera vez. Sin embargo, su nexo perdura intacto, sin importar el tiempo ni la distancia.

tags: