1. home
  2. /En la red

Tras quince años separados, dos hermanos se reencuentran al ser ingresados en el mismo hospital

José fue hospitalizado para ser intervenido quirúrgicamente y Antônio para someterse a unas pruebas

1 Minuto de lectura
Hermanos

Se desconocen las causas por las que los dos hermanos no se habían visto durante tanto tiempo

© Hospital Geral Taperoá-PB

El destino es, a veces, tremendamente caprichoso. Antônio y José son dos hermanos que llevaban muchos años sin verse y su reencuentro se ha producido donde menos imaginaban. Ambos fueron hospitalizados en el mismo centro médico y sus apellidos fueron la pista que encendió las alarmas del personal: ¿compartirían esos dos pacientes algún parentesco? Para responder a esta pregunta pusieron en marcha una investigación que tuvo un bonito final.

Tal y como informa la revista brasileña Istoé, se desconocen las causas por las que los dos hermanos no se habían visto durantequince años a pesar de vivir a unos treinta minutos de distancia. José Valentim da Costa tiene 86 años, está viudo, es padre de doce hijos y vive en Taperoá. Antônio está, ahora mismo, soltero, tiene varios hijos y vive en el municipio de Livramento.

Hermanos
Su idéntico apellido llamó la atencion del personal del centro médico, que comenzó a investigar sobre ellos ©Hospital Geral Taperoá-PB

El mayor de los hermanos fue ingresado en el Hospital General Taperoá de Paraibá, ubicado en el noreste de Brasil, para ser intervenido quirúrgicamente. El menor, por su parte, fue hospitalizado en el centro médico para ser sometido a varias pruebas. Fue entonces cuando los trabajadores sanitarios se dieron cuenta de que compartían el mismo apellido.

La investigación del personal

Decidieron investigar un poco sobre los dos y también hablaron con los familiares antes de descubrir que ese parentesco era más íntimo de lo que pensaban: eran hermanos. Cuando lo supieron organizaron todo lo necesario para que se produjera el reencuentro y, además, el personal dejó constancia de ello grabándolo. Ambos fueron trasladados a la misma habitación donde, debido a la hospitalización, se fundieron en un emotivo apretón de manos.

Después del encuentro con su hermano, Antônio ha sido trasladado al Hospital de Traumatología de Campina Grande aunque ya ha asegurado que, cuando reciba el alta, regresará al centro médico donde estaba para pasar más tiempo con José.